Médicos argentinos presentan avances para tratar el hígado graso, la "pandemia del nuevo siglo"

SALUD 27 de junio de 2019 Por
Los expertos estiman que un 30% de los argentinos podría tener "acumulación excesiva de grasa" sin saberlo. Las novedades científicas.
images?q=tbn:ANd9GcTPFPQ9VPbBhP_f3i9lAn2qKJeGJp4Ksm58PJXcZVazG8W_G7GGeg

Un aparato similar a un ecógrafo que permite detectar casos de hígado graso sin recurrir a una biopsi, y nuevos fármacos para tratar a la denominada "pandemia del nuevo siglo" son algunos de los avances que se presentan en el Congreso "Hepato XX/19" de Buenos Aires.

"El hígado graso es el resultado de la acumulación excesiva de grasa en ese órgano en ausencia de un consumo de alcohol significativo", explicó la hepatóloga Alejandra Villamil (MN 77116), presidenta del congreso "Hepato XX/19",que comenzará el jueves en Buenos Aires y reunirá a más de 2.000 especialistas nacionales y extranjeros.

La médica del Hospital Italiano de Buenos Aires detalló que el cuadro aparece "cuando se ingieren hidratos de carbono o grasa en exceso" o "cuando el sedentarismo disminuye la cantidad de calorías que se consumen y hace que se acumulen".

"Lamentablemente, la mitad de los argentinos hoy tiene sobrepeso y se estima que un 30% podría tener hígado graso sin saberlo, ya que es una enfermedad totalmente asintomática y silenciosa. Puede afectar tanto a niños como a adultos y a hombres como a mujeres, especialmente después de la menopausia", agregó.

Villamil alertó que el hígado graso asociado al sobrepeso, la diabetes y el sedentarismo: "Será en los próximos años la principal causa de mortalidad por enfermedad hepática y de trasplante.Esto demanda acciones urgentes, porque en los últimos años estamos viendo cada vez más casos incluso en pacientes con peso normal".

Sin biopsias
Consultada sobre los avances que se presentarán durante el congreso, Villamil adelantó que uno de ellos ayudará a identificar a pacientes con la forma severa de la enfermedad sin recurrir a la biopsia. "Hasta el momento la única manera de identificarlos era a través de una biopsia, pero se presentará un aparato similar a un ecógrafo, el fibroscan, que mide la rigidez del hígado y permite estimar su grado de dureza como expresión del nivel de fibrosis que tiene o si ya ha evolucionado a la cirrosis", explicó la hepatóloga.

Con respecto a los nuevos tratamientos, la médica apuntó que se presentarán también nuevas drogas que están "recién en fase de investigación clínica" pero que "ya demostraron resultados muy alentadores, por lo que se espera su arribo a las farmacias en los próximos años".

"Esas drogas mejorarían el perfil metabólico de los pacientes para impedir la acumulación de grasa en el hígado y favorecer su utilización, y frenarían el desarrollo de cicatrices fibrosas", precisó.

Te puede interesar