Conoce todo sobre la leche de almendras

ALIMENTACIÓN Y SALUD 24 de junio de 2019 Por
Enterate de lo que tenes saber sobre la leche de almendra en esta nota
leche-almendra-730x487

Almendras milagrosas

La leche de almendras no tiene lactosa y es rica en antioxidantes y minerales esenciales como el potasio y el calcio, además que carece de colesterol. Es el sustituto ideal para la leche de vaca e, incluso, posee muchas menos calorías que la leche de soja.

Tiene un alto contenido de vitamina E, el cual es un antioxidante natural que ayuda a prevenir el cáncer y a retrasar los procesos de envejecimiento. También nos provee de vitaminas D y A, omega 6, zinc, hierro y magnesio. Y por si aún tienes dudas, debes saber que tiene un alto nivel de fibra natural, la cual ayuda a proteger la pared del intestino, favoreciendo al colon, ayudándolo a regular la absorción de azúcares y controlar los niveles de colesterol.

Hacerla es de lo más sencillo y rápido, aquí te decimos cómo:

Ingredientes:

1 taza de almendras remojadas. Es muy importante dejarlas en agua una noche, para activar las proteínas que contiene la almendra, además de limpiarlas.
3 a 4 tazas de agua. Esto dependerá de qué tan espesa la quieres. Cuatro tazas equivalen a un litro de leche.
1 dátil sin hueso. Esto es un endulzante natural (y es opcional). Puedes cambiarlo por miel de agave, azúcar de coco, extracto de vainilla o miel de maple. O simplemente no endulzarla.
Necesitarás:

1 licuadora
1 manta de cielo para colar la leche
Procedimiento:

Colar las almendras y colocarlas en la licuadora (el agüita con la que las remojaste, puedes usarla para regar tus plantitas).
Agregar las 3 a 4 tazas de agua, más el dátil (o el endulzante que hayas elegido).
Licuar los ingredientes hasta que haga espuma.
En un recipiente colocar la manta de cielo y colar la mezcla, debes “ordeñar” la manta hasta dejar solo la pulpa de las almendras. 

Te puede interesar