Trucos para reducir los hidratos de carbono en la dieta

ALIMENTACIÓN Y SALUD 13 de junio de 2019 Por
Para disminuir de manera saludable la proporción de hidratos de carbono en la dieta puedes reducir la presencia de alimentos ricos en azúcares sustituyéndolos por otros, generalmente hortalizas.
reducir-los-hidratos-de-carbono-en-la-dieta-500x333

1. Sustituir la harina de trigo por harinas bajas en carbohidratos
Todos saben que la harina de trigo para hornear que solemos comprar es alta en carbohidratos. Lo que no todos saben es que existen alternativas deharinas bajas en carbohidratos, que son igual de versátiles para cocinar y mucho más saludables.

Algunos de los sustitutos de la harina de trigo tradicional están hechos con coco o nuez. Se estima que cada 100 g de harina de nuez contienen menos de 11 de carbohidratos. Si se tratara de harina de coco, hablaríamos de menos de 21 g de carbohidratos, por lo que puedes hacerte una idea de lo positivo que puede ser utilizar este tipo de harinas para bajar de peso.

2. Pedir guarnición de verduras si comemos fuera de casa

La mayoría de restaurantes suelen tener opciones variadas de guarniciones de verduras en sus menús. Dependiendo del plato que pidas, es común que te ofrezcan acompañarlo con pan, papas, pasta, arroz o vegetales. Tomar una buena decisión en este sentido es muy importante para recortar carbohidratos a tu dieta.

Elegir vegetales como guarnición puede aportar fibra y casi ningún carbohidrato a tu comida.

3. Desayunar huevos y otros alimentos bajos en carbohidratos
Incluso los desayunos aparentemente saludables suelen tener carbohidratos. A la hora de decidir un desayuno bajo en carbohidratos, los huevos son una opción inmejorable; cada uno contiene menos de 1 g de carbohidratos, eso sin mencionar que representa una fuente de proteína saludable, capaz de mantenerte lleno por horas.

Lo ideal es aprender a preparar los huevos de manera saludable. Pasarlos por poco aceite de oliva o servirlos cocidos y acompañados de vegetales al vapor, son solo algunas de las múltiples formas en que se pueden preparar.

4. Evitar el consumo de bebidas azucaradas
Los zumos y refrescos azucarados que distribuyen en el mercado no brindan un valor nutricional significativo y, en lugar de esto, aportan un gran número de calorías innecesarias.

Al ingerirlos se genera una reacción de ansiedad en el cuerpo que, casi siempre, conduce a consumir más fuentes de carbohidratos simples. Por otro lado, su alto contenido de azúcar afecta el funcionamiento metabólico, y, entre otras cosas, causa:

Aumento de la resistencia a la insulina.
Tendencia a desarrollar diabetes tipo 2.
Riesgo de sobrepeso y obesidad.

5. Probar otros tipos de pan diferentes al blanco

El pan, tan común en la dieta diaria de tantos países, es por desgracia uno de los alimentos con más carbohidratos que existen. El pan blanco, además, es de las peores opciones a la hora de ingerir este alimento por su bajo aporte de fibra y el exceso de carbohidratos que proporciona.

Lo mejor que podemos hacer es buscar otras fuentes más saludables de granos aparte del trigo, como ciertos vegetales, semillas, nueces o versiones de pan más saludables como el pan de trigo sarraceno.

Te puede interesar