LE ENCONTRARON LA VUELTA AL NEGOCIO DE LAS "CUOTAS SIN TARJETA" Y VAN A LEVANTAR $ 2 M

TECNOLOGÍA Por
EN UN PAÍS DONDE EL 50 POR CIENTO DE LOS CIUDADANOS NO TIENE UNA CUENTA BANCARIA, UN GRUPO DE ARGENTINOS SE PROPUSO LLEVAR LAS CUOTAS A QUIENES TODAVÍA NO POSEEN UNA TARJETA DE CRÉDITO. QUIEREN FACTURAR $ 2 MILLONES.
hoy

Los hermanos Juan Cruz y Javier Álvarez Wrobel (31 y 29 años, respectivamente) siempre trabajaron juntos. Es una suerte de tradición familiar. Lo mismo sucede con las finanzas: antes de comenzar con WiPei, un medio de pago para comprar online en cuotas sin necesidad de una tarjeta de crédito, realizaron un emprendimiento llamado Metrofinanzas —en 2013—.

De este salieron dos marcas, Cuota Central, un servicio online que ofrece créditos por descuento bancario y, en 2016, Sr. Cuota, que tiene el objetivo de reinsertar en el mercado financiero a empleados públicos con situaciones crediticias negativas.

 
Ahora es el turno de WiPei, que cuenta con una inversión inicial de US$ 50.000 de capital propio y nació de la experiencia que fueron ganando con los proyectos anteriores, sumando a la tecnología disponible. La idea surgió luego de que identificaran un gran segmento de la población que no puede o no quiere acceder a las tarjetas de crédito.

Los números lo dicen todo: 52 por ciento de los argentinos mayores de 18 años reconoció que no tienen siquiera una caja de ahorro, de acuerdo a un estudio de la consultora Voices! dado a conocer por la Universidad de Palermo el año pasado. “Tomamos ejemplos del extranjero, del modelo ‘Buy Now, Pay Later’, que usan gigantes como Forever 21 y Converse”, puntualiza Juan Cruz.

 
Para aprovechar este gran nicho desarrollaron tecnología que se integra al sitio web del comercio que quiere vender de forma electrónica, cuenta Juan Cruz. El cliente, tras finalizar su compra, elige a WiPei como medio de pago, luego coloca la cantidad de cuotas y listo, el producto estará listo para ser despachado como cualquier otra compra digital. La cantidad máxima de cuotas son nueve y pueden solventarse compras de hasta $ 20.000, que se hacen efectivo a través de Pago Fácil,Rapipago o vía transferencia bancaria, todos los meses.  

“Para comprar, el usuario debe registrarse con sus datos básicos. Entonces validamos su número de celular a través de un SMS y luego solicitamos que responda un cuestionario personal para verificar su identidad. Las preguntas están formuladas para evitar que sean respondidas por alguien que encontró la billetera del solicitante", desarrolla el emprendedor.

El modelo de negocio elegido es el de asociarse directamente con los vendedores para que estos puedan potenciar las ventas y capitalizar los rechazos de la tarjeta de crédito. “Logramos que el comercio cierre la compra sin que haya una pata offline, la de ir a pagar y luego tener que esperar hasta que impacte el pago.”

Si bien el emprendimiento nació hace tan solo dos meses ya tienen dos clientes, las marcas de zapatos Viru y Pasotti, y están en proceso de incorporar 10 nuevos que incluyen retailers, empresas dedicadas al turismo y la indumentaria. Las dos marcas mencionadas decidieron, por el momento, dar las cuotas sin interés y absorber ellas mismas el costo de las operaciones en un contexto de tasas altas. 

 
En el futuro, se avizora un botón de pago para que aquellos comercios y emprendedores que tienen un buen e-commerce puedan incorporar WiPei entre sus opciones de pago.

“Tomamos ejemplos de afuera, del modelo Buy Now, Pay Later que tienen, por ejemplo, Forever 21 o Converse.” -Juan Cruz Álvarez Wrobel, cofundador de WePei. 
Modelo familiar
La validación crediticia se realiza a través de Equifax y el desarrollo tecnológico corrió por parte de la software factory Wolox, que puso media docena de personas a su disposición al principio del proyecto, sobre la nube de Amazon Web Services. Hoy, el equipo interno es de cuatro personas, los hermanos incluidos, y Wolox realiza el mantenimiento en la modalidad on demand. 

¿Por qué emprenden siempre juntos? “Con Javier nos complementamos muy bien”, responde Juan Cruz. “Él es ingeniero del Instituto Tecnológico Buenos Aires y siempre está atento a las innovaciones tecnológicas. Yo, en cambio, soy licenciado en Economía de la Di Tella y mi perfil es bien analítico.” Ambos comparten el interés por las finanzas, y por eso cursaron una maestría sobre la cuestión. 

Fuente: .infotechnology.com

Te puede interesar