Cirugía Bariátrica: cuándo es una opción

SALUD Por
Los beneficios dependerán de la técnica quirúrgica que se realice. En general, el descenso de peso es exitoso. Se obtiene un porcentaje aproximado de descenso del 68 al 85% (diferencia significativa, si se la compara con el tratamiento no quirúrgico)
hoy

Las cirugías promueven el descenso de peso por varios mecanismos de acción. Dependiendo de la técnica, puede ser por: restricción (achicar el tamaño del estomago), mala absorción (saltar 2 de los 7 mts de intestino que existen), disminución de ciertas hormonas relacionadas al apetito (grelina) y aumento de otras relacionadas a mejorar el metabolismo y la función de los vasos sanguíneos (incretinas).

Indicación de cirugía bariátrica
En 1991 el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos (NIH) publicó los requisitos básicos para poder ser candidato a cirugía. Entre ellos, menciona:

Edad entre 18 y 65 años.
Antecedentes de Obesidad mayor a 5 años.
Haber fracasado en tratamientos médicos previos.
No ser adicto a drogas o alcohol. No tener patologías psiquiátricas descompensadas.
IMC mayor de 40 kg/m2 o
IMC mayor de 35 kg/m2 asociada a diabetes, hipertensión arterial, apnea del sueño, enf articulares graves, dislipemias o NASH.
Beneficios de la cirugía
Los beneficios dependerán de la técnica quirúrgica que se realice. En general, el descenso de peso es exitoso. Se obtiene un porcentaje aproximado de descenso del 68 al 85% (diferencia significativa, si se la compara con el tratamiento no quirúrgico). Además, se produce una resolución o mejoría de la diabetes del 85%; de la hipertensión en un 70%;  la dislipemia un 85%;  el hígado graso en un 90%; y la apnea del sueño en un 95%. Esto aumenta la expectativa de vida en 8 años en el varón y 12 años en la mujer.

Al ver los beneficios metabólicos que la cirugía generaba durante el 2003 en Roma, se realizó un consenso que reunió a diabetólogos, cardiólogos, médicos clínicos y cirujanos. Allí se propuso la cirugía bariátrica para tratar estas enfermedades metabólicas sin tener que ser un obeso mórbido, surgiendo así, la denominación de cirugía metabólica.

Requisitos para  abordar una cirugía metabólica
Edad entre 18 y 65 años.
No ser adicto a drogas o alcohol. No tener patologías psiquiátricas descompensadas.
IMC mayor de 35 kg/m2 con historia de fracasos de tratamientos previos, ó
IMC mayor de 30 kg/m2 asociada a enfermedades de difícil manejo o control con medicación tales como diabetes, hipertensión arterial, apnea del sueño, enfermedades articulares graves o dislipemias severas.
En relación a la cirugía, para el tratamiento de la diabetes es importante resaltar que desde diciembre del 2015, Argentina cuenta con un Consenso Argentino de Cirugía Metabólica, el mismo fue realizado por la Sociedad Argentina de Cirugía de la Obesidad (SACO), Sociedad Argentina de Nutrición (SAN) y la Sociedad Argentina de Diabetes (SAD). Hoy en día la cirugía bariátrica forma parte de las guías terapéuticas de la diabetes tanto en Asociación Amerciana de diabetes, como la Federación Internacional de Diabetes y la Academia Americana de Endocrinología.

Complicaciones
Como en todas las cirugías de alta complejidad, existen complicaciones mayores (el 1.5%, que  podrían requerir internación) y complicaciones menores (menos del 4%). Y la mortalidad es menor que la de una colecistectomía (sacar la vesícula). Quedó demostrado que la sumatoria de la complicaciones y mortalidad posterior a la cirugía bariátrica son mucho menores a las complicaciones y mortalidad que tiene la obesidad por si misma, publicado por el NIH en 2002.

Para reducir la morbi-mortalidad de la cirugía es importante que el equipo multidisciplinario tenga un alto volumen de cirugía (mas de 100 por año), que la institución donde se realice sea de alta complejidad  (contar con estructura, servicios y tecnología acorde) y preferentemente que los cirujanos sean de dedicación exclusiva a la bariátrica, objetivos que se cumplen en el servicio de cirugía bariátrica y metabólica del hospital Universitario Austral, donde se practican estas cirugías desde el 2003.

Claves del éxito
Es importante resaltar, que para la obtención de los mejores resultados, el paciente debe saber que la cirugía no es mágica, que requiere de un compromiso tal como tomar complejos vitamínicos, realizar actividad física y hacer un seguimiento cada tres meses el primer año, cada seis meses el segundo año y anualmente a partir del tercer año.

Desde el mes de junio, y con el objetivo de optimizar los resultados, el servicio dará inicio a la alianza estratégica realizada con el gimnasio Quantum del Hospital Austral. El objetivo es que el equipo de kinesiólogos y profesores de educación física, le brinde a cada paciente el soporte de actividad física, adaptado para cada situación, tanto para el pre operatorio como para el post operatorio. Además, contarán con el soporte necesario de las nutricionistas y la médica clínica del servicio.

Objetivos de la cirugía
Prevenir o resolver enfermedades relacionadas a la obesidad ya existentes.
Mejorar la calidad de vida.
Aumentar la expectativa de vida.
¿Cómo comenzar?
Para comenzar el proceso de evaluación, y  saber si es candidato o no a cirugía bariátrica y metabólica, deberá solicitar un turno, que inicialmente consiste en una charla grupal, donde se le brindará información sobre los distintos procedimientos (técnicas quirúrgicas existentes). Luego de la charla, será evaluado por un cirujano del equipo, quien le dirá si tiene o no indicación de cirugía, orientándolo en los pasos a seguir.

Si es candidato para cirugía,  deberá realizar una serie de estudios, valoración cardiológica, neumológica, además de ser evaluado por el equipo multidisciplinario (psiquiatra, nutricionista y clínico).

Efectos de la Cirugía Bariátrica en enfermedades relacionadas a la obesidad (infografía de Cleveland Clinic)

hoy

Fuente: hospitalaustral.edu.ar

Te puede interesar