Cáncer de piel: curable pero peligroso

SALUD 11 de junio de 2019 Por
Al año se diagnostican unos 160.000 casos en todo el mundo y representa aproximadamente el 1,5 por ciento de todos los tipos de cáncer.
hoy

“El cáncer de piel es altamente frecuente, tarda tiempo en desarrollarse y es curable, siempre y cuando haya un diagnóstico temprano”, explica Moreno Giménez, presidente de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). Con motivo del Día Mundial del Cáncer (4 de febrero) la asociación ha aprovechado a recordar la importancia de hacerse chequeos.

Dentro del cáncer cutáneo hay dos formas distintas:
• Tumores que derivan del epitelios. También se le conoce como cáncer cutáneo no melanoma. A su vez pueden existir dos formas: carcinoma basocelular y carcinoma espincoelular.

• Tumores que derivan de los melanocitos. El melanoma es sin duda el tumor más maligno que se conoce. Llega a tener una supervivencia a los 5 años próxima al 98 por ciento si se extirpa en sus inicios.

Moreno advierte de que “el cáncer cutáneo no melanoma es el tumor más frecuente, con lo que podríamos decir que 1 de cada 5 personas desarrollaran un cáncer cutáneo a lo largo de su vida”. De carcinoma basocelular se diagnostican 71 nuevos casos por cada 100.000 habitantes/año, mientras del carcinoma espinocelular 20 casos por cada 100.000 habitantes/año.

El especialista informa de que el melanoma ha multiplicado por 1000 su frecuencia en los últimos 20 años, pero no ha empeorado su pronóstico, ya que se ha avanzado en su diagnóstico precoz. “Es el menos común de los tumores malignos cutáneos, pues representa el 4 por ciento de todos ellos, aunque es el responsable de 80 por ciento de las muertes por este tipo de cáncer”.

No obstante, Moreno incide en que actualmente se diagnostican unos 160.000 casos al año en todo el mundo y representa aproximadamente el 1,5 por ciento de todos los tipos de cáncer en ambos sexos, siendo el quinto tumor más frecuente en el hombre y el sexto en la mujer. En España, donde el melanoma es más habitual en mujeres como ocurre en el resto de Europa, cada año se diagnostican aproximadamente 3.200 nuevos.

SIGNOS PARA SOSPECHAR
• Pertenecer a la población de riesgo: personas con exposición solar crónica, con piel clara, y antecedente de quemaduras. 

• Presencia de lesiones en zonas expuestas.

• Presentar lesiones indolentes de crecimiento lento y progresivo, no solo en piel sino también en mucosas y semimucosas (manchas rojas que no curan, verrugas de crecimiento lento, cicatrices inexplicables, úlceras tórpidas y masas córneas).

• En las lesiones pigmentarias, los criterios A.B,C,D,E (asimetría, bordes irregulares, cambios o diversidad de colores, diámetro superior a 6 mm y cambios evolutivos).

FACTORES DE RIESGO
• Piel clara.
• Exposición solar crónica o a cabinas de bronceado.
• Sufrir quemaduras solares.
• Antecedentes familiares de cáncer cutáneo.
• Sustancias químicas (arsénico, breas, nicotina).
• Agentes biológicos (virus del papiloma humano).
• Inmunodepresión (trasplantados de órganos).
• Tener más de 50 lunares.

CONSEJOS PARA PREVENIR
• Evitar la exposición al sol entre las 12 y las 16 horas.
• Usar fotoprotección elevada (30-50).
• Emplear camisa, gorro, gafas.
• No usar cámaras de bronceado.
• Aplicar el protector media hora antes de la exposición solar.
• A pesar de usar fotoprotección, buscar la sombra.

Fuente: correofarmaceutico.com

Te puede interesar