Jugo de apio para la dieta: beneficios y contraindicaciones

ALIMENTACIÓN Y SALUD 31 de mayo de 2019 Por
El apio es muy rico en oxolatos, de manera que no debemos abusar de su ingesta en cantidades elevadas, especialmente si padecemos inflamaciones u otras afecciones en la vejiga
apio

Principales propiedades del apio
El apio es uno de los vegetales ideales para nuestros riñones, al estimular estos órganos a que eliminen aquellos residuos que nuestro cuerpo no necesita. De esta forma, también contribuye a eliminar la retención de líquidos y la celulitis.

Es capaz, incluso, de diluir el ácido úrico que afecta las articulaciones, actuando como un antiinflamatorio. Por tal motivo, es conocido como alimento idóneo dentro de las dietas para el reumatismo y la gota.

Beneficios del apio
1. Gran depurativo
Por su contenido en potasio, el apio es ideal para estimular la producción de orina y ayudar al organismo a prevenir la retención de líquidos . Asimismo, contribuye a eliminar toxinas. El jugo de apio es ideal en este sentido, especialmente cuando se toma en ayunas.

2. Laxante natural
Ayuda a aliviar el estreñimiento de forma completamente natural, sobretodo cuando se produce de manera puntual como consecuencia de nervios o estrés. Este efecto se debe a su elevado contenido en fibra dietética.

3. Útil para una buena digestión
Gracias a su contenido en minerales, ayuda a neutralizar la acidez estomacal, a la vez que ayuda en caso de úlcera estomacal e indigestión.

4. Ayuda a eliminar cálculos renales y biliares
La planta tiene antiespasmódicos, los que eliminarán las toxinas que pueden contribuir a la formación de cálculos renales. El jugo de apio también ayuda a eliminar los cálculos renales aumentando el volumen de orina, lo que facilita el proceso de eliminar las piedras.

Contraindicaciones del apio
El apio es muy rico en oxalatos, de manera que no debemos abusar de su ingesta en cantidades elevadas, especialmente si padecemos inflamaciones u otras afecciones en la vejiga. Además, debemos tener en cuenta que esta sustancia dificulta la absorción del calcio.
Por otro lado, dado su efecto emenagogo y su contenido en apiina (un compuesto químico que también se encuentra en el perejil y el ajo) no es recomendable el consumo de apio en embarazadas, ya que en grandes cantidades puede resultar abortivo.
Por último, si se utiliza como diurético es recomendable aumentar la dosis de potasio (plátanos, verduras, etc.), ya que los diuréticos pueden agotar estos minerales de nuestro organismo.

Te puede interesar