Por qué la obesidad afecta la fertilidad de la mujer

ALIMENTACIÓN Y SALUD 30 de abril de 2019 Por
El sobrepeso dificulta la concepción, la gestación, el parto y también influye en la salud del futuro bebé. La transferencia diferida del embrión es un tratamiento que puede ayudar en algunos casos.
fotonoticia_20181207110649_640

La obesidad se define como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud, ya que es un factor de riesgo para numerosas enfermedades crónicas, entre las que se incluyen la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

Asimismo, la obesidad también afecta a la salud reproductiva de las personas en todas las etapas de su desarrollo: durante la concepción, la gestación (aumenta las complicaciones tanto maternas como fetales) y a lo largo de la vida del futuro chico (porque lo predispone a enfermedades en su vida adulta).

“A medida que aumenta el índice de masa corporal, disminuye la posibilidad de concepción espontánea en mujeres. En los hombres también hay asociación entre el aumento de peso y la disminución de la capacidad reproductiva”, señaló a ConBienestar Fernando Neuspiller, (MN: 82815), médico ginecólogo especialista en Medicina Reproductiva y Director de IVI Buenos Aires.

Además de reducir las chances de quedar embarazada de forma natural, la obesidad también puede ser una complicación a la hora de realizar un tratamiento de reproducción asistida. El sobrepeso reduce las chances de éxito ya que afecta la respuesta ovárica a la estimulación; aumenta las complicaciones asociadas a la punción ovárica; y disminuye la tasa de implantación en tratamientos de alta complejidad y la posibilidad de tener un recién nacido sano en casa.

“La obesidad se relaciona con un aumento en la tasa de aborto y de complicaciones durante el embarazo, tanto para la mamá como el feto. En tratamientos con óvulos donados también se observa una disminución en los resultados en las pacientes con mayor peso”, indicó el especialista.

Durante el embarazo, la obesidad puede provocar:

-Mayor riesgo de aborto espontáneo.

-Aumento de las malformaciones fetales.

-Incremento significativo en la incidencia de preeclampsia y diabetes gestacional.

-Parto prematuro.

-Parto complicado.

-Mayor índice de cesárea y complicaciones de la misma.

"En el postparto inmediato se observa un número más elevado de complicaciones neonatales, mayor estadía en neonatología, disminución de la lactancia materna y aumento del riesgo de muerte neonatal”, precisó Neuspiller.

Pero los efectos negativos de la obesidad no solamente se detectan en el momento de la concepción, la gestación o el parto sino durante la vida del bebé. Los nenes nacidos de madres obesas tienen un aumento en la incidencia de enfermedades del adulto tales como obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares, síndrome metabólico, alteraciones, reproductivas o algunos tipos de cáncer, entre otros.

Te puede interesar