El Bulletproof coffee, la bebida que se promociona como saludable pero no lo es

ALIMENTACIÓN Y SALUD 29 de abril de 2019 Por
Fue lanzada en Los Ángeles como el nuevo competidor del té matcha y otras infusiones, pero los componentes no son recomendables para la salud.
images?q=tbn:ANd9GcTppQuCgUsgohiY-gQ4zLhY21xwc5Yn2jOdgXEX_0Ntkvjdlkea

Una vez el mundo de la gastronomía se inspira para reinventar los clásicos, en este caso, las infusiones. En la ciudad de los Ángeles (Estados Unido) crearon una bebida llamada Bulletproof Coffee (cuya traducción sería café a prueba de balas), que ya se ganó el sobrenombre de Killer latte (café asesino).

No es la primera vez que se trata de dar un nuevo enfoque al café, el año pasado ConBienestar ya te explicó las dos tendencias más populares del 2018: el Blue Latte y el Pink Latte. Ahora se dejó de lado la espirulina y la remolacha para combinar los granos con otros dos ingredientes: la manteca y el aceite de coco.

La idea fue de Dave Asprey en 2014 aunque fue en este 2019 que vivió un boom de popularidad. Desde sus inicios que esta peculiar bebida se ganó el amor de los californianos, entre ellos la actriz de Big Little Lies Shailene Woodley. La artista llegó a hablar de esta infusión en el programa de Jimmy Fallon y aseguró que es “uno de los mejores logros conseguidos por el hombre”.

Su creador, que se inspiró en una receta que aprendió en un viaje al Tíbet, asegura que el Bulletproof Coffee estimula la mente porque la manteca multiplica los efectos de la cafeína e incrementa la atención. La forma de preparar esta infusión es con granos de café especializados, una cucharada de aceite MCT (que se obtiene del aceite de coco) y una cucharada de manteca sin sal.

Sus supuestas bondades hacen que se diga que este café es el nuevo competidor del té matcha y otras infusiones saludables, pero ¿es tan bueno como parece? Pues resulta que la respuesta es no.

 Consumir demasiada grasa saturada en la dieta puede llevar a enfermedades cardíacas y otros padecimientos de salud, como la elevación del colesterol. Según las Guías Alimentarias para los Estadounidenses del 2015, se deben limitar este tipo de grasas a menos del 10 por ciento de las calorías diarias y, si se tienen antecedentes de enfermedad cardiaca, la cifra desciende a un 7 por ciento.

El nutricionista explicó que nunca se va a generar músculo a partir de la grasa. La energía que aporta esta bebida no se usa de forma inmediata, sino que repone la que vos gastaste a base de grasa, por eso, se pueden producir excesos y ahí es cuando engordás. “Sí que sirve para evitar que una persona que pierda peso, pero no de la forma en la que queremos”, concluyó.

Te puede interesar