Una beba nació con su gemelo en la panza y conmocionó a Colombia

El fenómeno, conocido como fetus in fetu, se produce cuando las células no se separan en el momento indicado. La comunidad médica está sorprendida porque es la primera vez que se descubre antes del nacimiento.

La comunidad científica está conmocionada: en Barranquilla, Colombia, un grupo de médicos descubrió que una beba estaba “embarazada” de su hermano gemelo. La sorpresa de este caso no radica tanto en lo ocurrido –ya que existe literatura médica al respecto– sino en el momento de su detección: es la primera vez que se identifica antes del parto

Así lo afirmaron en el programa colombiano Los Informantes, que emitió una nota acerca de lo ocurrido. En el séptimo mes de embarazo, Mónica Vega se realizó una ecografía de rutina. Nada de esto era nuevo para ella, que ya tenía dos hijos. Sin embargo, las imágenes impactaron a todos: dentro del feto que se estaba gestando en su vientre había otro feto, más pequeño pero con cordón umbilical y líquido amniótico.

¿Cómo es esto posible? Debido a lo que se conoce como gemelo parásito o fetus in fetu. Se trata de una extraña alteración en el desarrollo del embrión –que se produce en un embarazo cada un millón– provocada por una separación de células en el momento equivocado. En el programa de televisión explicaron que, en el caso de los gemelos, las células se dividen durante la primera semana de gestación. Si esto se produce en la segunda semana, el resultado son siameses. Ahora bien, la división de células en este caso se dio el día 17. “Este es el motivo por lo que ambos bebés se formaron de manera asimétrica y uno quedó dentro de su hermano embarazado”, señaló Miguel Parra, el cirujano fetal involucrado en el caso.

Si bien el feto más pequeño tenía las extremidades desarrolladas, no tenía corazón ni cerebro. Esto significa que no podía tener una vida independiente, separado de su hermana. Dado que si seguía creciendo dentro de ella representaba un peligro, los médicos no esperaron a la semana 40 para el nacimiento.

A las 37 semanas, Mónica dio a luz a Itzamara. Al día siguiente, la nena fue operada para extirparle a su hermano. El procedimiento fue muy riesgoso pero la intervención salió bien y la nena se recuperará sin secuelas.

Así, este es el primer caso registrado en el mundo en el que los profesionales de la salud detectan un gemelo parásito antes del nacimiento. Usualmente, esto sucede luego del parto, e incluso puede producirse varios años después. En estos casos, se lo confunde con un tumor hasta su remoción, donde se corrige el diagnóstico.

 

Te puede interesar