Snacks saludables en la oficina

Las bananas y las almendras son algunas de las opciones para comer sano en la oficina. Dentro de los peores enemigos, en cambio, están los productos de panadería.
comida-para-llevar-al-trabajo-blog-salud-sanitum

La alimentación fuera de casa también puede ser saludable, incluso en el lugar de trabajo. Ante la ansiedad y las situaciones de estrés en el ámbito laboral, las harinas y los azúcares son los peores enemigos.

Pero también se debe tomar conciencia de que hay otros snacks que pueden compartirse en el típico tentempié de media mañana o de la tarde, y contribuir a cambiar poco a poco esos hábitos por alimentos que realmente aporten al cuerpo fibras, vitaminas y minerales.

– Frutas:  la manzana, las cerezas, pera y banana son muy prácticas para comer en cualquier lado y a cualquier hora del día. Se pueden llevar en la cartera o mochila, o comprar en cualquier verdulería al paso. Otras frutas, como las frutillas, kiwi, ananá, melón, se pueden lavar, pelar, cortar y llevar en un recipiente hermético.

– Las almendras y las nueces: son una excelente opción para hacer colaciones saludables controlando la medida. Se pueden comprar por cantidad y armar porciones en tuppers o pequeñas bolsitas.
 
– Las zanahorias bebé y los palmitos: pueden ser una alternativa deliciosa para hacer pequeñas comidas en la oficina.

– Mix de frutas secas: no todos los mix de frutas secas son las mejores opciones, hay que prestar atención y evitar las variedades que traen sal y son fritas. Lo mejor es una mezcla de castaña de cajú, semillas de girasol, semillas de calabaza, sésamo y nueces. Siempre controlando la medida.

– La banana puede ser el alimento perfecto combinada con frutos secos y yogurt, incluso puede ser un reemplazo de comida. La banana es rica en potasio, fibra y vitamina B6 que ayuda a estabilizar el estado de ánimo y aumenta los niveles de energía.

– Los vegetales como apio y zanahoria cortados en bastones son realmente deliciosos y muy fáciles de transportar.

– Los tomates cherry son una gran opción de snack si se llevan en algún recipiente hermético.

– En caso de no tener ganas o no ser fanático de comer vegetales y frutas, el yogurtdescremado, ya sea bebible, firme o cremoso es la mejor opción.

"Aunque siempre es positivo limitar las harinas refinadas, alimentos procesados, productos de panadería, y alimentos muy azucarados o salados, es importante recordar que cada alimento tiene diferentes propiedades que pueden ser benéficas para el organismo en diferentes etapas o momentos, y que cada cuerpo es distinto y tiene diferentes necesidades", resaltó la especialista.

Lo que se debe evitar
"Por el estrés diario y la falta de tiempo para comer, lo más normal es recurrir al quiosco, a lo que está 'a mano'".

– Productos de panadería: facturas, pan y bizcochitos
– Galletitas
– Barritas de cereal
– Papas fritas
– Palitos
– Maníes

Te puede interesar