Trucos para adelgazar y perder la grasa de la panza con la dieta vegetariana

Llevar este tipo de alimentación puede limitar la ingesta de algunos nutrientes necesarios para nuestro cuerpo, pero que se pueden suplir con otros productos sanos y saludables
imagen-sin-titulo

Es imposible. Has recurrido a todas las dietas, has hecho todo tipo de planes de adelgazamiento, incluso te has sometido a acupuntura, pero no eres capaz de quitarte de encima la grasa acumulada en la panza. Parece que hubiera nacido ya contigo.

Hasta te has llegado a plantear el hecho de probar la dieta vegetariana, renunciando a platos que todavía te saben riquísimos y que estás seguro de que echarás de menos. Pero, tranquilo. Si lo haces, darás un buen paso en el camino para adelgazar y, sobre todo, deshacerte de los kilos que te sobran en esa parte del vientre que tanto aborreces.

1. Beber agua: es un ‘must’ en casi todas las dietas, da igual que sea proteica, baja en grasas, rica en carbohidratos o vegetariana. El cuerpo necesita hidratación y si no le proporcionamos el agua suficiente puede ralentizar la digestión y el metabolismo, quemando grasas de manera más lenta, por lo que provocaría que no adelgacemos con la rapidez esperada.

2. Tomar proteínas: la dieta vegetariana tiene el inconveniente de no poder contar con las proteínas que aportan los huevos, el pescado o la carne. Por eso hay que introducir en nuestra alimentación productos ricos en estos nutrientes como legumbres, cereales y frutos secos: garbanzos, lentejas, cacahuetes, avena o arroz no pueden faltar en nuestra dieta.

3. Muchas nueces: son el mejor aperitivo posible y es necesario tener una bolsita con estos frutos secos para que, cuando apriete el hambre, podamos comer un alimento rico, sano y saludable, en vez de atiborrarnos de chocolates o patatas fritas de la máquina del trabajo o de la despensa de nuestra casa. Los snacks, a ser posible, siempre con nueces.

4. Hacer ejercicio: si somos personas sedentarias es muy difícil que consigamos adelgazar, ya que aunque ingiramos pocas calorías, el cuerpo no las quemará. Por eso, en todas las dietas se aconseja practicar ejercicio de forma regular, independientemente del tipo de alimentación que llevemos. Si nunca se ha hecho deporte hay que empezar poco a poco, caminando algunos minutos cada día y aumentando esa frecuencia con el paso del tiempo.

5. Quinoa: sabemos que es un alimento muy nutritivo y con una alta cantidad de fibra, por lo que es muy importante añadirlo a nuestra alimentación, sobre todo en el caso de seguir una dieta vegetariana, con las limitaciones que eso significa. Además, contiene vitaminas, proteínas y minerales como el calcio y el hierro, por lo que la quinoa nos ayudará a adelgazar.

Te puede interesar