La hamburguesa sin carne, ecológica y saludable

Para que nuestra hamburguesa sin carne tenga un sabor delicioso podemos añadir especias a nuestro gusto, ya que admite las que queramos añadirle. Es una alternativa nutritiva y sana
hamburguesa-vegetariana

Para empezar, la cocina ecológica es un concepto que va mucho más allá de la utilización de alimentos y productos ecológicos. También es una filosofía de vida que se integra con el medio ambiente, no contaminante.

Lo bio y lo ecológico está de moda en todo tipo de foros sobre alimentación, nueva cocina y mantenimiento del medio ambiente. No obstante, no solo es importante el factor salud y el conseguir un medio ambiente sostenible. También se trata de conservar y realzar el sabor original de los alimentos.

De esta forma, los alimentos ecológicos, como es el caso de la hamburguesa sin carne, son producidos y elaborados sin abonos químicos, ni pesticidas, aditivos o conservantes químicos. Y en lo que a la agricultura se refiere, se trata de conseguir la fertilización de la tierra con abonos orgánicos, naturales, manteniendo la composición nutricional de cada producto.

La realidad es que sí, y ya se puede encontrar en los mercados. La hamburguesa sin carne contiene hierro y proteínas en cantidades muy parecidas a las de la carne. Pero hay más: no tiene colesterol, hormonas ni principios activos antibióticos.

La clave de la creación de esta hamburguesa “sintética” fue localizar lo que hace que la carne sea tan atractiva. El ingrediente mágico se ha denominado “hemo”, que sería el que da color y sabor a la carne. Además, actúa como elemento catalizador para los otros sabores que se liberan cuando la carne se cocina.

A continuación, se descubrió la forma de obtener el “hemo” de las plantas y provocar la fermentación. Esto se ha hecho de forma parecida a como se ha elaborado la cerveza belga.

Al fin, la primera hamburguesa de laboratorio se cocinó en el año 2013 en Londres. La llamaron Frankenburger. Frankenburger es el resultado del proyecto de Mark Post, un investigador de la Universidad de Maastricht, en los Países Bajos.

¿Cómo es la hamburguesa sin carne?
Para empezar, los filamentos artificiales, generados en laboratorio, se compactan y dan forma a la hamburguesa. El producto aún está lejos de ser un alimento cien por cien gourmet. Es incolora, y para obtener el rojo se le agrega jugo de remolacha.

Además, otra cuestión que hay que mejorar es la falta de sabor. Ante la ausencia de grasa y sangre, se añade a la receta base un poco de azafrán, sal, huevo en polvo y pan rallado.

Hamburguesas sin carne: el tofu
Hay muchas personas que no toman carne. Puede ser porque son vegetarianos o veganos, o porque limitan la ingesta de proteínas.

La hamburguesa de tofu es una buena alternativa. Además, es un tipo de hamburguesa sin carne cuyo consumo se ha extendido, en los últimos años, a nivel mundial.

Te puede interesar