El vinagre de coco: principales usos y beneficios

El vinagre de coco nos aporta vitaminas, minerales y aminoácidos que mejoran nuestra salud corporal. Su extracción varía desde la sabia que producen los árboles cocoteros, o bien a partir de agua de coco.
vinagre-coco-usos-beneficios-576x384

El vinagre de coco puede obtenerse de la savia de los cocoteros o del agua de coco. La primera cuenta con los nutrientes de la planta y la tierra. La savia o tuba se extrae de la parte alta de los cocoteros, justo donde nacen las flores y los cocos.

La sustancia se saca y se lleva a un proceso de fermentación. Este suele durar entre 45 y 60 días, sin filtros ni cocción. El color del líquido obtenido varía de claro a un marrón muy intenso, dependiendo de la maduración. Que haya restos en el fondo de la botella es indicativo de un buen vinagre.

Aminoácidos y otros beneficios saludables
La savia del coco está cargada de aminoácidos esenciales, vitaminas B, C, probióticos y prebióticos. Es rica en minerales como fósforo, hierro, potasio, azufre, boro, zinc, cobre y manganeso. Además, posee un índice glucémico muy bajo y un Ph casi neutro.

Por estos beneficios, el vinagre de coco es recomendado para personas diabéticas, pues mantiene bajos los niveles de azúcar. Para el adelgazamiento juega un papel importante al disminuir el apetito. El ácido acético tiene un efecto saciante ideal para ayudar a perder peso.

Los probióticos y las enzimas favorecen la digestión. Sus potencialidades antibacterianas y antimicrobianas lo hacen útil en el tratamiento de heridas, a la vez que mejora el sistema inmune.

Las ventajas de este vinagre van más allá. Su alta concentración de aminoácidos mejora los procesos metabólicos que generan hemoglobina. Los minerales mantienen la presión arterial en niveles óptimos y mejoran la salud del corazón.

Usos y beneficios
Para mejorar la digestión, se mezcla una cucharada de agua a temperatura ambiente con una de vinagre de coco y se toma a diario en ayunas. Si la intención es adelgazar, se mezclan dos cucharadas de vinagre con un vaso de agua antes de cada comida. Así, disminuirá el contenido de azúcar en sangre y también el apetito.

Las úlceras, infecciones, irritación estomacal y otras afecciones digestivas se alivian con una mezcla de una cucharadita de vinagre de coco y otra de miel. Al tomar este vinagre cada día en ayunas habrá una recuperación significativa. Quienes sufren de colon irritable deben tener cuidado por tratarse de un alimento fermentado.

El vinagre de coco mejora el tránsito intestinal y favorece las funciones hepáticas. Es un excelente depurativo que favorece las digestiones y la secreción de ácidos biliares. Cura las heridas, evita la retención de líquidos, incrementa las defensas y protege el sistema inmune.

Además, evita la proliferación de bacterias y combate los radicales libres por sus antioxidantes. Como aliño para algunos alimentos, entre ellos la ensalada, aporta un sabor muy apetitoso.

Te puede interesar