Platos fríos o calientes: ¿Qué es lo más saludable?

En esta nota, te mostramos cuáles son los beneficios que tiene cada plato.
141836717_84df6bcdae_b

Muchas veces solemos tener ideas equivocadas sobre lo que es saludable o no en una dieta. En torno a este tema surge una duda: ¿Qué es mejor comer: platos fríos o calientes?

Según lo especialistas, la comida caliente sienta mucho mejor a nuestro sistema digestivo, en cambio, al comer frío, el estómago debe destinar un tiempo a “calentar” estos alimentos, lo que supone tener una digestión más lenta. Por eso, se recomienda que si optamos por una comida exclusivamente fría, lo ideal es ingerir una bebida caliente al terminar de comer, como un café o una infusión.

Sin embargo, también es necesario tener en cuenta que las técnicas de cocinado influyen en las calorías de diferente forma en cada alimento. La diferencia de calorías va a estar siempre marcada por la técnica de cocinado que utilicemos: si freímos los alimentos, se van a impregnar de aceite y su aporte calórico se va a multiplicar; pero utilizando técnicas de cocción sanas como son el vapor, hervidos, salteados, papillote, o a la plancha tendremos controladas las calorías de más que añadimos al producto inicial.

Otro punto importante son los nutrientes de cada alimento en relación a su cocción. Mientras que muchas verduras pierden muchos de ellos al ser hervidas, algunos alimentos como la zanahoria aumentan sus propiedades con el cocinado. Por lo que ni todo lo que está cocinado es mejor ni todo lo que es crudo es peor.

Como conclusión, lo mejor sería alternar en cada comida alimentos preparados de forma fría y de forma caliente, y que nuestra alimentación se base en la ingesta variada y equilibrada de todos los alimentos, según edad, sexo y actividad física que se realicemos.

Te puede interesar