La bebida y el cigarrillo aumentan el riesgo de tener cáncer de esófago

Ambos incrementan las mutaciones tumorales de la zona.
56708166-la-quema-de-cigarrillo-en-un-cenicero-de-cristal-y-una-cerveza-mucho-fr%C3%ADo-en-un-vaso-d

Acaba de empezar el 2019 y ya tenemos un nuevo ítem para agregar a la lista de perjuicios que provocan el tabaco y el alcohol. Investigadores de la Universidad de Kyoto (Japón) demostraron que su consumo aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de esófago.

¿Cómo? De acuerdo al artículo publicado en la revista científica Nature, las células del esófago sufren mutaciones tumorales a medida que envejecemos. Ahora bien, este proceso estándar se incrementa si bebemos o fumamos, multiplicando las probabilidades de tener cáncer en esa zona.

Para estudiarlo, analizaron muestras de tejido esofágico de 139 pacientes con y sin cáncer y buscaron las mencionadas mutaciones. Asimismo, tuvieron en cuenta el historial de consumo de las dos sustancias. ¿El resultado? Muchas muestras contenían mutaciones (puntualmente en un gen asociado con el cáncer). Si bien estas pueden aparecer desde la infancia, la cantidad de células mutadas aumenta con la edad, al punto de que en las personas de más de 70 años representan una proporción considerable.

Al respecto, el líder del trabajo, Seishi Ogawa, explicó a medios extranjeros que, a pesar de aumento progresivo de células con mutaciones tumorales, el riesgo de que aparezca el cáncer es bajo. “Hemos podido comprobar que, en el caso de fumadores y bebedores empedernidos, se acelera considerablemente el proceso de acumulación de mutaciones, lo que sugiere que estos factores ambientales son críticos en el riesgo de desarrollar este tipo de tumor”, completó

Te puede interesar