Las razones por las que preferir la proteína vegetal

Entre los múltiples beneficios de la proteína vegetal encontramos que puede favorecer el gasto de grasas. Además, nos ayuda a controlar los niveles de colesterol, por lo que reduce el riesgo cardiovascular.
proteina-vegetal-576x384

Cuando se habla de proteínas, las personas generalmente pensamos en la carne, bien sea de res, pollo, pescado o de cualquier otra fuente animal. Pocos piensan en la proteína vegetal, pero existe y cumple las mismas funciones que la animal.

La proteína vegetal puede ser una alternativa para personas vegetarianas y veganas.
Para los seres humanos, la alimentación es más que una necesidad básica. A diferencia de otras especies que comen sólo cuando tienen hambre, los humanos comemos al menos por otras dos razones: placer y ansiedad.

Sin embargo, antes de cualquier sentido que le demos al acto de comer, se trata de una verdadera necesidad. Es decir, es algo instintivo e indispensable para la supervivencia.

Sin embargo, como hemos aprendido a comer no sólo por el acto instintivo, ingerimos un montón de productos que no son esenciales. No obstante, cuando hablamos de las proteínas, nos referimos a alimentos fundamentales para nuestro organismo.

Características de la proteína vegetal
La importancia de las proteínas radica en el hecho de que son las encargadas de construir, mantener y reparar los tejidos del cuerpo.

Los músculos, la piel, los órganos, las células, etc. Eso sin contar con que se involucran en la producción de enzimas, anticuerpos y hormonas.

Algunas proteínas son completas y otras incompletas. Las completas cuentan con los 9 aminoácidos esenciales, y en este grupo se encuentran las de origen animal.

Por su parte, las incompletas tienen solo 7 u 8 y corresponden con las vegetales.

1. Son más que proteínas
La proteína vegetal viene acompañada de otros numerosos nutrientes como la fibra.
Cuando ingieres proteína vegetal no sólo estás dándoles proteínas a tu cuerpo, sino que le ofreces otros nutrientes que necesita.

Esto se debe a que los productos proteicos de origen vegetal tienen elevados contenidos de grasas saludables, fitonutrientes y fibra.

2. Ayuda a pacientes con cirrosis hepática
Los pacientes con cirrosis hepática tienden a presentar una significativa y notoria pérdida de masa muscular.

Una dieta fundamentada en un consumo donde el 90% de las proteínas provengan de fuente vegetal ayuda a conservar la masa muscular. Y, a la vez, se previenen y frenan otras complicaciones producidas por esta enfermedad.

3. Gasto de grasas
Parte de los problemas que se deben considerar al hacer dietas para adelgazar se relacionan con que se puede perder masa muscular en lugar de grasa.

La idea original de toda dieta debe ser bajar peso, pero en grasa. Con el consumo de vegetales proteicos se libera una hormona llamada glucagón. Esta evita el gasto de proteínas como fuente de energía ypromueve que el cuerpo consuma las grasas.

4. Disminución del colesterol
La proteína vegetal contiene aminoácidos que liberan una sustancia que genera una especie de reacción en cadena. Con ello se producen y se activan unos receptores que atrapan el colesterol malo (LDL) y lo eliminan.

En otras palabras, esos receptores sirven para desintoxicarte del exceso de colesterol. Esto disminuye el riesgo de sufrir enfermedades del sistema cardiovascular.

5. Retrasa el cáncer y otros tumores
Una dieta fundamentada en la proteína vegetal puede reducir los efectos de la hormona IGF 1, relacionada con la aparición de tumores.Lo que significa que al desactivar dicha hormona corres menos riesgo de padecer estas complicaciones.

Te puede interesar