Los beneficios de los garbanzos

Conocer los beneficios de los garbanzos te hará incluir esta poderosa legumbre en tu dieta. Estos vegetales son grandes fuentes de fibra y hierro entre otros. Descubre como esto puede ayudarte en tu salud.
ensalada-garbanzos

Los garbanzos son una fuente rica en fibra, proteína y vitaminas.
100 gramos de garbanzos cocidos sin sal nos aporta:

hidratos de carbono (creadores de energía)
fibra dietética
proteínas
grasas

Los garbanzos contienen altas cantidades de vitamina A, B6, C, E y K, además de minerales como el calcio, fósforo, potasio, zinc, magnesio, hierro y sodio.

Los garbanzos nos ayudarán a mantener una buena salud digestiva.
Al contener fibra alimentaria, los garbanzos sirven para reducir los niveles de colesterol malo en sangre. A su vez, es bueno para disminuir la presión arterial y la cantidad de triglicéridos. Por esto, puede contribuir a reducir el riesgo de padecer ataques al corazón, enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

Por otra parte, sus componentes son excelentes para promover la salud digestiva. No hay nada mejor que un plato de garbanzos para estabilizar y fortalecer el intestino. A su vez, ayuda a prevenir y a tratar las hermorroides.

El ácido fólico de las legumbres aporta interesantes beneficios durante el embarazo.
Principalmente, el hierro es uno de sus componentes esenciales. De ahí que se recomiende su consumo a personas que tienen anemia ferropénica. También está recomendado para los que practican mucho deporte y tienen un gran desgaste de ese mineral debido a la actividad física.

Sin embargo, el hierro de origen vegetal es recomendable tomarlo con jugo de naranja para aumentar su absorción en el intestino. De esta forma, lo hacemos disponible para nuestras células.

Los garbanzos son, además, una gran fuente de potasio.Por ello, mejoran la circulación y regulan la presión arterial. Son especialmente beneficiosos para aquellos que sufren de hipertensión arterial. Sirve para prevenir enfermedades reumáticas o la artritis, así como los calambres.

Los diabéticos se podrían beneficiar mucho de los beneficios de los garbanzos. Debido a su gran aporte de zinc, permite al cuerpo asimilar y almacenar insulina. Y es que el zinc es indispensable para el correcto funcionamiento del organismo en general; en especial, para fortalecer el sistema inmunitario, cicatrizar heridas y metabolizar proteínas. Ayuda a combatir la fatiga y se encarga de transportar vitamina A a la retina del ojo.

Por otra parte, el ácido fólico que contiene esta legumbre es muy importante para las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. La vitamina K que aportan los garbanzos propicia, a su vez, que la sangre coagule mejor y que tenga lugar el metabolismo de los huesos.

Después de exponer todas los beneficios de los garbanzos es fundamental aclarar algo: El solo hecho de consumir este alimento no sustituye ninguna recomendación médica en caso de padecer alguna enfermedad. Los garbanzos solo son un alimento, eso sí, con gran valor nutritivo.

Te puede interesar