¿Intolerante a la fructosa? Te enseñamos cómo identificarlo

Si eres intolerante a la fructosa es posible que presentes dolores estomacales. Acude al médico lo antes posible para que te diagnostique la condición en caso de que la padezcas.
intolerante-a-la-fructosa-576x384

En un día normal puedes sentir dolores abdominales, hinchazón o gases. Llegado un punto, con tanta desesperación por este malestar, comenzarás a buscar culpables. Los sospechosos habituales pueden ser el gluten o la lactosa, pero esta vez hablamos de otro tipo de intolerancia: la intolerancia a la fructosa.

Ser intolerante a la fructosa es más común de lo que imaginas. Por eso aquí te vamos a enseñar cómo identificar si la padeces y qué tratamiento seguir. Continúa leyendo.

¿De qué se trata este trastorno digestivo?

La cantidad normal de fructosa que una persona puede asimilar sin sentir ningún malestar es de 35 gramos. Sin embargo, hay individuos que al consumir 25 gramos o más comienzan a tener molestias. Lamentablemente, esa cantidad es muy fácil de superar. Por ejemplo, estos alimentos la contienen en estas cantidades:

  • Manzana (14 gramos)
  • Piña (12 gramos)
  • Mango (13 gramos)
  • Taza de café con solo dos cucharaditas de azúcar (5 gramos)
  • Refrescos (hasta 6 gramos de fructosa por cada 100 ml)

Alerta con los síntomas
Con la mala absorción de la fructosa el organismo puede manifestar diversos síntomas. Por ejemplo:

 Malestar digestivo, como hinchazón abdominal, flatulencias, calambres e incluso diarrea.
Deficiencia en la asimilación de nutrientes como zinc o ácido fólico.
Alteraciones del estado anímico.

Sigue estos consejos para reducir los síntomas
Evita consumir más de 35 gramos de fructosa: es una tarea complicada porque existen muchos alimentos con este componente. Sin embargo, basta con que comas una manzana o una taza de café.
Presta atención a los zumos: esto se debe a que pueden contener mucha cantidad de fructosa. Elige bien la fruta y calcula la cantidad que vas a utilizar.
Utiliza endulzantes naturales: opta por la estevia o el yacón. No contienen fructosa, por lo que no afectarán a tu salud.

Te puede interesar