Descubren en Israel un tratamiento prometedor para los tumores cerebrales agresivos

Investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalem comparten los resultados de un nuevo tratamiento contra el glioblastoma con el potencial de mejorar y extender la vida de los pacientes.
israel

Un nuevo tratamiento para los tumores cerebrales agresivos muestra una gran eseperanza, según un informe de científicos israelíes que fue publicado recientemente en la revista Investigación de ácidos nucleicos.

El glioblastoma es un cáncer cerebral grave e incurable. Los pacientes que reciben este diagnóstico suelen tener entre 11 y 20 meses de vida. Una de las principales dificultades en el tratamiento de este cáncer es que sus células rápidamente desarrollan una resistencia a la quimioterapia.

Un equipo encabezado por el Prof. Rotem Karni y el estudiante de doctorado Maxim Mogilevsky en el Instituto de Investigación Médica de Israel (IMRIC) de la Universidad Hebrea de Jerusalem, diseñaron una molécula que inhibe el crecimiento de tumores de glioblastoma al regular las proteínas que produce.

Karni explicó que el gen MKNK2 produce dos productos de proteínas diferentes a través de un proceso llamado “empalme alternativo de ARN”. Estas proteínas tienen dos funciones opuestas: MNK2a inhibe el crecimiento del cáncer, mientras que MNK2b apoya el crecimiento del cáncer.

La nueva molécula de Karni cambia el empalme de MKNK2 para que la producción de la proteína estimulante del tumor disminuya, mientras que la producción de la proteína supresora del tumor aumenta. Como resultado, los tumores cancerosos disminuyen o mueren.

“Esta molécula no solo puede matar células tumorales por sí sola, sino que también tiene el poder de ayudar a las antiguas células resistentes a la quimioterapia a volver a ser sensibles a la quimioterapia”, explicó Karni.

En el estudio, los ratones de laboratorio fueron inyectados con células tumorales de glioblastoma humano y desarrollaron tumores. En aquellos ratones que fueron tratados con la nueva molécula, los tumores se encogieron o murieron completamente, a diferencia de los ratones de control tratados con una molécula inactiva.

“Nuestra investigación presenta un enfoque novedoso para el tratamiento del glioblastoma. En el futuro, podremos adaptar los tratamientos para los pacientes en función de la cantidad de proteínas que inhiban el cáncer que producen sus tumores”, dijo Karni.

Una patente para esta tecnología ha sido registrada y otorgada en los Estados Unidos y Europa a través de Yissum, la compañía de transferencia de tecnología de la universidad.

En la investigación también participaron otros médicos: Adi Mogilevsky de IMRIC; Odelia Shimshon y Eylon Yavin del Instituto de Investigación de Drogas de la Escuela de Farmacia de la Universidad Hebrea; Saran Kumar y Eli Keshet, del Departamento de Biología del Desarrollo e Investigación del Cáncer de la universidad; y Florian Heyd del Laboratorio de Bioquímica de ARN del Instituto de Química y Bioquímica de la Freie Universität de Berlín.

Los fondos provinieron de la Fundación Alemana-Israelí, la Autoridad de Innovación de Israel, la Fundación de Ciencia de Israel, el Fondo de Investigación del Cáncer de Israel, la Asociación de Cáncer de Israel, la Fundación Henry y Merilyn Taub y la Fundación Carol Epstein.

Te puede interesar