Semana del lunar: si tenés dudas, es el momento de chequear esa manchita en tu piel

Es importante controlar las irregularidades que aparecen. Dónde y cuándo se harán las consultas.
lunar-espalda

El 80 a 90% de los cánceres de piel son curables identificados a tiempo, para ello es fundamental la prevención y el diagnóstico temprano. Algunos lunares (o nevos) tienen mayor riesgo de transformación en un cáncer de piel (melanoma).

Se realizará en este sentido, desde el martes 20 hasta el viernes 23 de noviembre, la 25º Campaña Nacional de Prevención del Cáncer de Piel.

En este marco, el Instituto de Oncología "Ángel H. Roffo", dependiente de la UBA, brindará atención gratuita y sin turno previo a todos aquellos que se acerquen por lesiones de piel que consideren “sospechosas”. La campaña, organizada por la Sociedad Argentina de Dermatología, cuenta con la adhesión de varios centros de salud y hospitales para realizar estos chequeos dermatológicos relacionados con el melanoma.

Se debe prestar atención a todos los lunares nuevos. Especialmente si crecen rápido, tiene más de 3 colores, son asimétricos, sangran o pican. La mayoría de los melanomas, nacen en piel sana, y no fueron lunares previamente. Solo 1 de cada 3 surge de un lunar preexistente o sobre piel sana. En síntesis, las modificaciones a las que se debe prestar atención son: consistencia, color, tamaño, borde, elevación, superficie, piel circundante y sensación de picazón.

En diálogo con Roxana del Águila (M.N. 54959), jefa del Departamento de Dermatología del Instituto Ángel Roffo, explicó cómo advertir de las señales. “Pueden tener lesiones que parecen inofensivas y no serlo. O manchas que se van pigmentando o lunares que se tienen de toda la vida, pero que comienzan a cambiar. Y esto puede relacionarse con el melanoma u otros tipos de cáncer de piel, como el carcinoma basocelular, y el escamoso o espinocelular".

“A veces, es muy difícil que el paciente sepa si el lunar está bien o no. Si se ve un lunar o lesión que le llama la atenciónentonces debe comunicarse con el médico”, sostuvo la especialista. Del Águila añadió: “El otro objetivo de la campaña es darle instrucciones a los pacientes de cómo deben cuidarse del sol. No solamente usar protector, sino usar ropas adecuadas (camisas manga larga, sombreros anchos, anteojos), y cuidarse de exposiciones prolongadas al sol”.

“En el caso de la vitamina D, con 10 minutos de exposición diaria es suficiente para conseguirla. Aparte, hay suplementos para conseguirla”, describió.

La principal causa de melanoma es la exposición a rayos ultravioleta, pero hay factores genéticos implicados también, como el color de piel, antecedentes de quemaduras solares, especialmente en la infancia y antecedentes familiares de cáncer de piel. Suelen ser tumores de varios colores, con tonos de negro, marrón oscuro o rojo, muchas veces sangran y son de crecimiento rápido. Para prevenir el cáncer de piel, es importante cuidarse ante el sol todos los días con protector solar. Hay que usar un protector con FPS de más de 30 de factor, recomendado por el dermatólogo según el tipo de piel. Cuanto mayor sea el valor absorbe más rayos UV, pero todos deben reponerse cada 2 horas.

"Es importante remarcar que alrededor del 80% de los cáncer de melanoma, y no melanoma, suelen aparecen en los lugares expuestos al sol", agregó por último Del Águila en diálogo con CONBIENESTAR.

Tips para protegerte del Sol
1. Elija y busque la sombra: debajo de un árbol, techo, sombrilla o carpa.

2. Use ropa y accesorios adecuados: gorro o sombrero de ala ancha, ropa de trama apretada (con mangas), anteojos de sol con filtros para RUV (radiación ultravioleta).

3. Aplique abundante cantidad de protector solar, de amplio espectro (que proteja contra los rayos UVB-UVA), con FPS (factor de protección solar) +50.  Cubra toda la piel expuesta. La aplicación debe realizarse 30 minutos antes de ponerse al sol y renovarse cada 2 horas.

4. Evite la exposición directa al sol desde las 10 de la mañana hasta las 16, cuando los rayos ultravioleta son más intensos.

5. Recuerde que las nubes dejan pasar el sol. La arena, el agua y la nieve reflejan los rayos y aumentan su acción.

6. Sepa que existen medicamentos que pueden ocasionar reacciones en la piel ante la exposición solar. Pregúntele a su médico.

 

Te puede interesar