Estreñimiento: causas que lo originan y remedios naturales

Una dieta adecuada y equilibrada nos puede ayudar a acabar con el estreñimiento. Incluye mucha fruta y verdura, ya que son ricas en fibra y mejoran nuestro tránsito intestinal
1447687593_bol-vokrug-pupka-1

El estreñimiento es una preocupación a veces vergonzosa y que no sabemos tratar adecuadamente.

Las dificultades de ir al baño afectan a una de cada cuatro personas, sobre todo a mujeres mayores de 65 años.

Las causas del estreñimiento pueden ser:

  • una mala alimentación
  • consumo insuficiente de fibra
  • desayunos flojos y cenas exageradas
  • comer muy deprisa
  • beber poco líquido
  • llevar una vida sedentaria
  • padecer sobrepeso
  • tomar determinados medicamentos favorecen que tengamos problemas de tránsito.

Dentro del estreñimiento, existen dos tipos:
El agudo, que es el que puede aparecer en cualquier persona, por cambios en los hábitos normales, y que es también el que padecen algunas mujeres embarazadas, adultos mayores y niños; por lo general, después de un cuadro febril.

El crónico, que es el más complicado, ya que persiste por meses e incluso años, produciendo constantes molestias como hinchazón abdominal, insomnio, decaimiento físico, dolor de espalda, etc. Este tipo puede llegar a causar serias enfermedades como dilatación del colon, obstrucción del intestino y fisuras o hemorroides.

La fibra y su importancia
Si queremos evitar sufrir problemas intestinales, deberemos de incluir fibra en nuestra dieta, ya que ayuda al tránsito intestinal, y por lo tanto a no padecer estreñimiento.

La fibra no tienen porqué incluirse en nuestras comidas en forma de cereales con fibra o galletas. Normalmente cuando a alguien le hablan de que tome fibra, piensa en hidratos de carbono, pero hay muchas maneras de las que puedes incluir fibra a tu dieta, como las verduras, hortalizas, frutas, frutos secos, y zumos.

REMEDIOS CASEROS CONTRA EL ESTREÑIMIENTO

Lo primero que deberíamos hacer por las mañanas sería tomar un buen desayuno, que sea rico en fibras, proteínas y líquidos; por ejemplo un bol de cereales con leche, una pieza de fruta, un zumo, yogur y queso.
Al final del día será importante cenar ligero, ya que nuestro intestino no funciona igual por la mañana que por la noche, y al cenar mucho hacemos más lento nuestro tránsito.  Se debería cenar no más tarde de las nueve, y nunca según nos vamos a acostar.

Sobre la comida, se recomienda ensaladas, verduras y legumbres. También el pescado o la carne a la plancha o hervido, o una tortilla, siempre con una guarnición vegetal y fruta de postre.
Además es recomendable no fumar, reducir el consumo de alcohol, dulces y platos precocinados para mitigar en lo posibles tus problemas de estreñimiento.


 

Te puede interesar