Cómo adelgazar después del parto

Hacer ejercicio después del embarazo hará que te sientas mejor y aunque puede que sea en lo último que pienses después de dar a luz, retomar una rutina de ejercicio físico y cuidar tu nutrición ayudará a que recuperes tu figura en pocos meses.
adelgazar-despues-parto

Hay que ser realista y tomarse el tiempo necesario para recuperar la figura después del parto. Muchas mujeres recuperan su peso alrededor de los 6 meses después del parto. La mayoría pierde la mitad del peso del embarazo hacia las 6 semanas después de dar a luz.

Además, hay que tener en cuenta que hacer ejercicio durante el embarazo y controlar el peso, es fundamental a la hora de recuperar la figura después del parto. Por ello, es importante cuidar la alimentación durante el embarazo y hacer ejercicio físico de forma regular.

1. Mantener a raya los antojos

2. No comer por dos

3. Limpiar y organizar la cocina

4. Plantearse objetivos realistas

5. Preparar dosis de motivación

6. Encontrar un compañero/a para perder peso

Factores que influyen en la pérdida de peso
Hay muchos factores que afectan a la pérdida de peso después del embarazo, entre ellos se incluye la edad, el metabolismo de la mujer se ralentiza un 2% cada década después de los 25 años, esto quiere decir que es necesario realizar más ejercicio para quemar las mismas calorías a medida que pasan los años.

Otro factor a tener en cuenta es la dieta, cuando se comen más proteínas que carbohidratos y las comidas principales son durante las primeras horas del día, el cuerpo quema calorías y funciona de manera más eficiente.

El nivel de actividad es otro factor que influye directamente en la pérdida de peso, de manera que cuanto más te muevas y más activas estés, más calorías quemas y por tanto más peso perderás. Y por último, el metabolismo, que en gran medida viene marcado por los genes.

1. Comer pocas cantidades varias veces al día. Cuando comes cantidades pequeñas entre 5 y 6 veces al día el metabolismo se mantiene activo y evita que tengas mucha hambre y comas en exceso.

2. Descansa todo lo que puedas. Según un estudio de la Universidad de Stanford, el sueño ayuda a balancear los niveles de hormonas que causan el apetito. Es decir, cuanto menos duermes más apetito tendrás.

3. Beber mucha agua. El agua además de hidratar, acelera el metabolismo un 30%. Por lo tanto, tu cuerpo quema calorías más rápido (Revista de Endocrinología Clínica y Metabolismo).

4. Ejercicio físico. Se recomienda que las mujeres sanas realicen al menos 150 minutos a la semana de actividad aeróbica de intensidad moderada. Es preferible que este tiempo esté repartido a lo largo de toda la semana y no en una sola sesión.

Te puede interesar