Cosas que debes saber antes de hacer la dieta del limón

Mientras llevas a cabo la dieta del limón es de suma importancia que mantengas un buen consumo de frutas, verduras y grasas saludables para que tu cuerpo no se vea debilitado.
hacer-dieta-limon-576x384

¿Cómo hacer la dieta del limón?
Esta dieta se ha convertido en una de las más populares en la actualidad por ofrecer resultados rápidos con el mínimo de esfuerzo. Sin embargo, es importante destacar que con ella se buscan efectos rápidos, pero no duraderos.

La dieta del limón no debe ser empleada por tiempo prolongado. Si bien el limón ofrece tremendos beneficios para la salud, su uso excesivo puede ser perjudicial.

Al ser el limón un diurético natural, esta dieta se encarga de eliminar las toxinas y líquidos del cuerpo. Podemos hacer la dieta del limón durante un período comprendido entre 5 y 7 días, pero no más. Así evitaremos que el cuerpo comience a deteriorarse por el cambio brusco en la ingesta de calorías y el aumento en el consumo de esta fruta.

No bebas el jugo de limón solo
Durante la dieta del limón se deben consumir 6 vasos de jugo de limón al día. Es importante que acompañes la ingesta del jugo con algún complemento neutro como yogur natural, frutas o barritas de cereal.

Además, no olvides el consumo de proteínas como el pollo o huevos duros y, por supuesto, frutas y verduras. No debes excederte al momento de ingerir el jugo y es importante que los distribuyas en el desayuno, comida, merienda y cena.

Beneficios
Los beneficios que ofrece la dieta del limón son muchos. Esta fruta mejora y estabiliza el funcionamiento del sistema digestivo, por lo que mejora el tránsito intestinal. Justo por este motivo es por lo que te ayuda a reducir algunos kilos rápidamente.

El limón también mantiene la hidratación del organismo en condiciones óptimas. Dado que, principalmente, es agua lo que consumirás, evita problemas de resequedad de la piel y falta de elasticidad.

La vitamina C tiene  un excelente efecto antiinflamatorio por lo que en poco tiempo notarás menos molestias causadas por la retención de líquidos. Esto se complementa con la mejora del sistema inmunitario.

Desventajas
Aunque, en apariencia, esta dieta es de gran ayuda, hay algunos puntos que debes considerar. El primero es que el cambio drástico en el consumo de calorías puede hacerte sentir débil.

El limón puede causar irritación en el estómago y agravar algunos problemas. El reflujo ácido es una de las condiciones que suele verse empeorada por el cítrico.

Te puede interesar