El yogur te puede ayudar si tenés hipertensión

Un estudio sugiere que una mayor ingesta de yogur puede reducir el riesgo de accidente cardiovascular en personas hipertensas.
yogurt_strawberry_530596_1280x720

La presión arterial alta o hipertensión es uno de los principales factores de riesgo en el caso de las enfermedades cardiovasculares y afecta a mil millones de personas en todo el mundo; cifra que se ha duplicado en los últimos cuarenta años.

Algunos ensayos clínicos anteriores ya habían demostrado los efectos beneficiosos que puede tener en nuestra salud cardiovascular el consumo diario de yogur, especialmente en relación con la hipertensión, la diabetes tipo 2 y la resistencia a la insulina.

El yogur es un alimento con miles de años de historia ya que, según se cree, empezó a consumirse antes de que surgiera la agricultura, era un alimento básico para los pueblos nómadas. Por lo tanto, numerosos estudios a lo largo de los años han hablado de sus bondades.

Entre sus beneficios para la salud, el yogur, rico en calcio, ayuda a reducir el colesterol, rebaja el riesgo de sufrir algunos tipos de cáncer, como el de colon, favorece la absorción de grasas y combate las diarreas y el estreñimiento.

A la extensa lista, ahora debemos agregar otro: una mayor ingesta de yogur por parte de hombres y mujeres hipertensos se asocia con un menor riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular, según sugiere un nuevo estudio elaborado por un equipo de investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston, Estados Unidos.

Los autores del nuevo estudio se basaron en los datos de hombres y mujeres con presión arterial alta. La información de las mujeres fue extraía de 55.000 participantes de entre 30 y 55 años en el estudio clínico Nurses’ Health Study, ideado para investigar los factores de riesgo de las enfermedades más importantes en el sexo femenino, y la de los hombres, de 18.000 participantes de entre los 40 y los 75 años de edad del Health Professionals Follow-Up Study, centrado en el género masculino.

En el primero, que data del año 1980, se había pedido a las participantes que informaran acerca de cómo había sido sudieta diaria habitual durante el año anterior y sobre cualquier problema de salud diagnosticado por un médico, incluyendo los infartos de miocardio o accidentes cerebrovasculares, y, para confirmarlos, los investigadores solicitaron el permiso de las interesadas para acceder a sus registros médicos.

Según los datos recogidos del Nurses’ Health Study, una mayor ingesta de yogur se asoció con una reducción del 30% en el riesgo de sufrir un infarto de miocardio por parte de las mujeres; y, según los aportados por el Health Professionals Follow-Up Study, en el caso de los hombres, esa reducción fue del 19%.

Los resultados concluyen que tomar más yogur a la vez que llevamos una dieta saludable para el corazón se ha asociado con mayores reducciones en el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular en hombres y mujeres hipertensos.

Justin R. Buendia, uno de los autores del artículo, destacó que el seguimiento a hombres y mujeres hipertensos llevó más de treinta años por lo que sus resultados representan una importante evidencia de que el yogur, solo o como parte de una dieta rica en fibra, frutas, vegetales y granos integrales, puede beneficiar la salud del corazón

Te puede interesar