Las propiedades y beneficios más importantes de la cebolla

La mejor forma de aprovechar los beneficios de la cebolla es consumirla cruda. Así estimula el funcionamiento del hígado, el páncreas y la vesícula, a la vez que mejora la actividad digestiva.
la-cebolla-podr%C3%ADa-ayudarnos-en-la-aparici%C3%B3n-prematura-de-canas

Nutrientes de la cebolla
El principal componente de la cebolla, con diferencia, es el agua, pues supone el 90 % de su composición. Por ello, sorprende que en el 10% restante encontremos tantos nutrientes y con tantas propiedades beneficiosas.

  • Aceites esenciales: responsables de la mayoría de las propiedades de la cebolla que más adelante comentaremos, aunque también son culpables del molesto lagrimeo que sufrimos cuando la pelamos.
  • Vitaminas del grupo B: necesarias para el correcto funcionamiento del sistema nervioso y del inmunitario.
  • Vitaminas E y C: con potente acción antioxidante que juegan un importante papel en la prevención del envejecimiento celular y las enfermedades degenerativas.
  • Múltiples minerales y oligoelementos: la cebolla es rica en potasio, magnesio, fósforo, calcio, sodio y azufre entre otros.
  • Aminoácidos esenciales: muy importantes en nuestra dieta. Una deficiencia de este nutriente puede provocar fatiga, estrés y mareos.
  • Fibra: la cebolla cuenta con fibra que es ideal para mejorar nuestro sistema digestivo, favoreciendo la ingesta de nutrientes y la eliminación de desechos.

Expectorante, bactericida y fungicida
Tiene acción expectorante, así como bactericida y fungicida. Es muy útil en procesos como resfriados, catarros, bronquitis, faringitis y otras afecciones respiratorias.

De hecho, un remedio muy usado en estos casos es colocar una cebolla partida por la mitad al lado de la cama por la noche. En los últimos años, también se ha demostrado su efecto beneficioso en el tratamiento del asma y de las alergias.

Cardioprotector
Además de todo lo anterior, este alimento es un potente cardioprotector gracias a su propiedad antitrombótica.

También es hipolipemiante (esto es la capacidad de disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos) e hipotensora, siempre que se consuma de forma habitual.

Acción depurativa
La tan conocida acción depurativa de la cebolla se debe a que es capaz de eliminar las toxinas y fermentos que se producen en el estómago tras la digestión.

Un proceso que también favorece al estimular al hígado, páncreas y vesícula para que segreguen las sustancias necesarias. Estas propiedades solo se dan cuando se consume cruda.

Te puede interesar