Cómo es la dieta holandesa que promete “la mejor nutrición para el cuerpo y la mente”

La dieta holandesa se vuelve cada día más popular. Es recomendada por especialistas por ser más completa que otras.
dietaa

La dieta holandesa se está volviendo cada día más popular. Incluso, hay quienes dicen que es mejor que la mediterránea. Pero, ¿de qué trata esta nueva tendencia en nutrición?

La llamada dieta holandesa, incluye la ingesta de una amplia variedad de carbohidratos y productos lácteos. Además, promete bajar de peso de forma rápida a la vez que mejora la salud física y mental.

Su nombre surge porque se basa en la forma de alimentación en Holanda que se caracteriza por su enfoque holístico, en vez de pensar en alimentos individuales saludables específicos.

En este país, consumen cantidades abundantes de yogur, requesón, pan integral, legumbres, nueces, frutas y verduras. También incluyen pescados como el salmón y las sardinas.

Los beneficios de estos alimentos son ampliamente conocidos. Por ejemplo, los Omega 3 estimulan la función cerebral saludable. A la vez que ingerir cantidades generosas de productos lácteos favorece los huesos. Además, los probióticos vivos- como el chucrut- mejoran la salud intestinal.

Otra ventaja de la dieta holandesa es que los alimentos no procesados mantienen la saciedad durante más tiempo. De esta forma se reduce la tendencia a comer fuera de hora y permite que el cuerpo acelere el metabolismo con más regularidad.

Así mismo, otras costumbres holandesas que repercuten en esta dieta tienen que ver con las porciones y el estilo de vida. En cuanto a las porciones holandesas, tienden a ser más pequeñas que las de otros países. En cuanto al estilo de vida, es bien activo, lo que significa que los carbohidratos son un importante combustible para el organismo.

El índice Good Enough to Eat (suficientemente bueno para comer) elaborado por la ONG Intermon Oxfam considera que la dieta holandesa es la mejor. “Países Bajos ha creado un buen mercado que permite que la gente tenga suficiente para comer. Los precios son relativamente bajos y estables y el tipo de alimentos que come su población es equilibrado”, ha dicho uno de los investigadores.

También señalan sus virtudes los investigadores de la  Universidad de Rotterdam. Un estudio reveló que las personas que consumieron esta alimentación demostraron habilidades cognitivas significativamente mejores que las que no. Ellos señalaron un vínculo entre la cocina y la salud del cerebro.

Te puede interesar