Tarta de ricota y manzana

Un postre que se sirve frío, espolvoreado con canela.
616405

Ingredientes
1 kg de manzanas verdes
½ kg de ricota descremada
Azúcar o edulcorante a gusto
1 cda de leche en polvo (descremada)
1 cdita de polvo para hornear
3 huevos (2 huevos y 2 claras)
Vainilla
Canela (opcional)

Elaboración
 

Procesar o pisar la ricotta hasta miga.

Agregar 3 huevos, edulcorante a gusto, 1 cucharada de leche en polvo descremada, 1 cucharadita de polvo para hornear, esencia de vainilla, y canela molida (ocpional).
Esta será la base de la tarta.

Llevar a una fuente para horno, lubricada con rocío vegetal, aplastar la ricotta con una espátula para que la masa quede armadita. Cocinar a fuego moderado durante 15 minutos aproximadamente.

Pelar las manzanas (reservando 2), rociarlas con limón para que no se oscurezcan y preparar un puré (cocinando las manzanas cortadas en cubos, en cacerola de teflón con un poquito de agua y a fuego lento).

Pelar las 2 manzanas reservadas, y cortarlas en gajos finos.
Cuando esté listo el puré, colocarlo sobre la base de ricotta ya cocida, y sobre ésta las rodajas de manzana.

Llevar nuevamente al horno para que se cocinen las manzanas de la superficie.

Servir fría.

Te puede interesar