Ideas para no desaprovechar el pan duro

En el mundo de la cocina...¡todo se transforma!
9k=

En primer lugar, lo más recomendable es que el pan esté realmente duro ya que, de ese modo, se lograrán mejores recetas. Se sugiere guardarlo en una bolsa de plástico y esperar dos días antes de utilizarlo, así estará mucho más seco y crujiente.

Pan rallado. Rallar el pan cuando ya no es apto para el consumo de todos los días es una buena idea, luego podremos usarlo para hacer milanesas, rebozar pescado o trozos de pollo.

Mini tostaditas. Otra alternativa es cortar el pan en pequeñas rodajas, ponerle aceite de oliva y hornearlas o freírlas. Luego podríamos utilizarlas para acompañar cremas o puré.

Budín de pan. Se necesita bastante pan que haya sobrado, huevos, azúcar y canela. Es una receta económica y podemos sorprender con un postre especial para toda la familia. Se sugiere acompañar con crema o dulce de leche.

Te puede interesar