Alimento sano, mente sana! Lo que comés influye en tu salud emocional

La alimentación no está separada de nuestro mundo emocional y de nuestro bienestar físico.
1530118961_036356_sm

La relación entre alimentación-cuerpo-mente ha desvelado a más de un experto en nutrición en este último tiempo llegando a la conclusión de que el tipo de  alimento que ingerimos, así como la forma de hacerlo, deja al descubierto algunos de los estados emocionales a los que nos enfrentamos”.


La Dra. María Isabel Beltrán, nutricionista y miembro de Top Doctors.es®, plataforma con especialistas médicos de la sanidad privada, resume los síntomas de aquellas personas que comen motivadas por su estado anímico.

Comer de pie, con prisas y sin mirar lo que uno ingiere

“Tienes el “síndrome” del picoteo, una forma de comer desordenada que, en la mayoría de los casos sirve para despejar la mente con una actividad placentera. Cuidado, puede derivar en problemas de salud como la indigestión o gastritis”, explica Beltrán.

Comer de forma voraz, sin apenas masticar ni saborear los alimentos

Es posible que estés sufriendo “compulsiones alimentarias”. Es el trastorno más habitual y suelen ser gratificaciones que sustituyen al placer y a la culpa, aunque el estrés, la ansiedad y la soledad también están detrás de esta ingesta excesiva de alimentos.

Comer sin hambre, sin ganas y sin el objetivo de obtener placer

Estos síntomas pueden ser parte de cuadro más grave como crisis bulímica. Lo experimentan fundamentalmente los adolescentes y suele ser reflejo de querer llenar un vacío y liberar una tensión interna.

Dejar de comer sin darte cuenta o, al contrario, hacerlo de manera indiscriminada

“Puede ser síntoma de una depresión o consecuencia de haber atravesado una experiencia difícil y dura. La consecuencia es un evidente desequilibrio biológico y el deterioro de la salud”.

Por eso, si querés que tu alimentación favorezca tu salud mental es importante que tengas en cuenta estos datos:

-Espárragos: contienen ácido fólico, fibra y vitamina B, esencial para mantener la calma y el bienestar mental.
-Naranjas: la vitamina C que contienen las naranjas estimula el sistema inmunológico, y disminuye el estrés, favoreciendo al estado anímico de las personas.
-Yogur natural: además activa la flora intestinal, ayuda a la generación de serotonina, la hormona que regula el estado anímico y el sueño favoreciendo así los niveles de estrés y la temperatura corporal.
-Chocolate: tomar alrededor de 20 gramos de chocolate negro al día favorece al estado anímico, y contiene además gran cantidad de antioxidantes.
-Vino: permitido en casi todas las dietas, los especialistas aconsejan tomar un vaso de vino tinto al día ya que ayuda a prevenir la depresión, la ansiedad y el estrés.

Fuente: Dra. María Isabel Beltrán, nutricionista y miembro de Top Doctors.es®

Te puede interesar