Gratinar, rallar, untar, picas: el uso según el queso

La variedad de quesos es enorme, y de su buena utilización muchas veces depende el éxito de una comida. A continuación te contamos cómo emplearlos debidamente.
cheeseassortment

Para acompañar con pan, o en la picada:

Son preferibles los quesos semi-duros, que se pueden cortar en rodajas sin llegar a romperse.

El Mar del Plata.
El Gouda.
El Fontina.
 El Edam.
El Gruyére.

Para gratinar en pizzas o platos de pasta:

La mozzarella. El queso que mejor y más parejo se derrite. Ideal para pizzas.
El parmesano (rallado).
El fontina. Sirve para fundir en salsas.
El camembert.
El gruyere (rallado, para que se funda de manera homogénea. Ideal para preparar fondue).
El brie.

Para rallar:

Son quesos duros, cuya masa es consistente, y también admiten ser gratinados. También pueden servirse cortados en rodajas si aún no maduraron. 

Sardo.
Parmesano. Con aroma fuerte y dulzón. El más popular de los quesos para rallar.
Reggianito. Más graso y húmedo.
Provolone.

Para untar:

Son los quesos del tipo cremoso, que deben consumirse rápido porque no tienen mucha duración.

Queso crema o doble crema.
Cammembert .
Brie.
Cottage.

Para fundirse en salsas:

Son los quesos semiblandos que tienen un alto contenido de humedad y por ende son quebradizos.

Queso azul.
Roquefort.
 Gorgonzola.

Te puede interesar