Esto es lo que le pasa a tu cuerpo si dejás de comer pan

Las consecuencias sobre el cuerpo al parecer no son beneficiosas. Las opiniones sobre dejar de consumir pan podrían dividir a la comunidad científica sobre sus beneficios y carencias.
2Q==

El pan, quién diría que una masa formada por agua y harina pudiese dividir a la comunidad científica sobre sus beneficios y carencias.

Habitualmente se elimina parcial o totalmente el pan en las dietas para adelgazar.

Sin embargo, en estos últimos tiempos han aparecido voces discordantes con esta tendencia.Una de ellas es la del periodista especializado en nutrición Antonio Ortí.

Por poner las cosas en su sitio, cien gramos de pan aportan doscientas treinta calorías.

A lo largo del día una persona que lleva una vida sedentaria necesita entre dos mil y dos mil cuatrocientas.Es decir, se trata de una cantidad muy razonable, opina Ortí.

El profesor de nutrición y bromatología de la Facultad de Farmacia de la Universitat de Barcelona, Abel Mariné, opina que no hay alimentos buenos y malos, sino buenas y malas maneras de combinarlos.

Ante estas ideas, podemos preguntarnos qué consecuencias tendría sobre nuestra salud el dejar de ingerir cereales, en general, y pan, en particular.

Un artículo de ‘Women’s Health’ analiza las posibles consecuencias de prescindir de este alimento y a primera vista pueden parecer positivas, pero, por lo general, las consecuencias no son beneficiosas.

Estos son algunos de los cambios que podemos notar en el funcionamiento de nuestro cuerpo.

1. Pérdida de peso

  • Eliminar carbohidratos consigue que disminuyamos nuestro peso rápidamente.
  • Sin embargo, esta pérdida no viene a raíz de eliminar grasa, sino de líquidos, de agua.
  • Los hidratos de carbono se almacenan en el cuerpo en forma de glucógeno y estas reservas energéticas contienen una abundante cantidad de agua.
  • Por lo que al eliminar el pan de nuestra dieta estas reservas desaparecerán, bajaremos peso y nuestro organismo perderá agua, indica la nutricionista y entrenadora Marie Spano.

2. Efectos secundarios en el cerebro

  • Los hidratos de carbono también influyen en nuestro correcto funcionamiento cerebral.
  • Nuevamente, el glucógeno protege las neuronas, aunque en su justa medida.
  • Según diferentes estudios, el exceso de glucógeno puede matarlas, mientras que el defecto las deja desprotegidas en situaciones de escasez de oxígeno, tal y como informa SINC.
  • Por otro lado, al ir desapareciendo estas reservas, nuestro cuerpo genera más acetona.
  • Por tal motivo un exceso de este compuesto químico puede causar molestias como sequedad en la boca, mal aliento, mareos e incluso insomnio.
  • No parece agradable pero el cuerpo con el tiempo suele adaptarse a esos niveles de acetona y las molestias desaparecen.

3. Aumenta el colesterol

  • Todos los alimentos que ingerimos, o dejamos de ingerir, afectan de una u otra forma a nuestro organismo.
  • En el caso de los carbohidratos, un estudiopublicado en ‘Plos One’ descubrió que los refinados, los menos saludables, aumentan considerablemente la cantidad de un ácido graso llamado palmitoleico.
  • También incrementa el riesgo de enfermedades cardíacas o diabetes.
  • En cambio, otro estudio de la American Heart Association indica que un consumo responsable de hidratos de carbono puede estabilizar los niveles de colesterol.
  • Por lo tanto, vemos los pros y las contras de prescindir de los hidratos de carbono, pero quizá solo baste con evitar a toda costa los refinados.

4. Carencias nutricionales

  • Como sabemos, los hidratos de carbono suponen una fuerte carga energética para que nuestro cuerpo funcione correctamente.
  • Además de los ya citados azúcares, el pan tiene hierro, vitamina B o magnesio.
  • La mayoría de personas consume menos magnesio de lo que necesita su cuerpo.
  • Por lo que no parece buena idea evitar uno de los alimentos que más cantidad tiene de este mineral.

5. El inodoro se convertirá en un amigo lejano

  • Si el estreñimiento es uno de los problemas más comunes relacionados con nuestro sistema digestivo la falta de pan lo acentuará.
  • La fibra es esencial para poder combatir este tapón y no solemos consumir la cantidad suficiente en nuestro día a día.
  • Evitar el pan, y sus cereales, solo acrecentaría el problema.

6. Peor humor

  • Otra de las virtudes poco conocidas de los hidratos de carbono es que al consumirlas liberamos serotonina, conocida como la hormona de la felicidad. E
  • Este neurotransmisor no solo influye sobre los niveles de agresividad o ira, también ayuda a controlar los ciclos del sueño.
  • Dejar de consumir carbohidratos afectará negativamente a la cantidad de esta hormona.
  • También hay otros condicionantes como los dulces, el chocolate y, especialmente, el sexo.

7. Menor rendimiento deportivo

  • Si uno de los pilares esenciales para estar en buena forma es comer correctamente, el otro es practicar ejercicio regularmente.
  • Los carbohidratos también influyen en nuestro rendimiento deportivo.
  • Los hidratos de carbono son la gasolina que necesitamos para hacer ejercicio, tanto en fuerza como en resistencia, señala Spano.
  • Al eliminar alimentos como el pan nuestra energía se reducirá y costará más el ejercicio físico.
  • Se debe a la pérdida de  fuerza por tanto el rendimiento deportivo disminuirá considerablemente.

Te puede interesar