Sacarina, sucralosa, stevia y aspartamo: en qué se diferencian y cómo afectan tu salud

Sacarina, sucralosa, stevia y aspartamo son diferentes tipos de edulcorantes artificiales. Lo importante es saber cuál tomar y cómo afectan a tu salud.
edulcorante2

Para la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) es seguro consumir hasta ocho tipos de edulcorantes artificiales. Sus nombres son: sucralosa, sacarina ,aspartamo y estevia. Cada uno tiene diferentes niveles de dulzura y usos.

Estos populares sustitutos del azúcar son comunes entre las personas que sufren de diabetes porque no producen picos de glucosa en la sangre. Y también entre las personas a dieta que quieren algo “dulce” sin un subidón de calorías. A diferencia del azúcar de mesa, que tiene aproximadamente 16 calorías por cucharadita, la sucralosa, la sacarina, el aspartamo y la estevia tienen pocas o ninguna caloría.

La sucralosa no se absorbe en el cuerpo, por lo que tiene cero calorías. La sacarina es entre 200 y 700 veces más dulce que el azúcar, no tiene calorías y se puede emplear también en la cocina. El aspartamo se encuentra normalmente en los chicles, los refrescos light, postres y muchos de los snacks “sin azúcar”. Es 200 veces más dulce que el azúcar, pero tiene algunas calorías.

La estevia deriva de las hojas de una planta llamada Stevia rebaudiana, a menudo se promociona como un “edulcorante natural”. Cuando un sustituto del azúcar es 200 veces más dulce que el azúcar significa que el fabricante usó 1/200 partes como mucho para igualar la dulzura del azúcar de mesa.

Te puede interesar