Milanesas sin pan rallado: cuáles son los rebozadores más saludables

Las alternativas para hacer comidas ricas y súper nutritivas.
Sk5IhAn4X_1200x0__1

Las milanesas, croquetas y bombas de papa tienen su versión más saludable y nutritiva.

Una de las claves para lograrlo es reemplazar el pan rallado y la harina blanca -dos productos ultraprocesados y casi sin nutrientes-  por rebozados con alimentos más completos y con gran poder de saciedad.

Estas alternativas se consiguen en mercados y almacenes naturales. Las propuestas son variadas, cuentan con distintos sabores y propiedades, y hasta hay opciones aptas para celíacos.

Avena
 Aporta hidratos de carbono y fibra soluble y se usa en lugar del pan rallado. La recomendación es elegir aquella que sea arrollada extra fina y pasarla previamente por el colador o tamiz para sacarle el exceso de polvillo, que en el horno se quema y queda amargo.

Harina de arroz
 Se trata de una alternativa derivada de la molienda del grano de arroz, libre de gluten y muy sabrosa. Hay variedades de arroz integral o blanco y con certificación libre de TACC, necesaria en caso de celiaquia. Queda muy bien en cocciones al horno, sobre una placa levemente aceitada con aceite de coco o girasol de primera presión en frio.

Polenta
​ La famosa harina de maíz también tiene su uso como rebozador. Sus ventajas: es fuente de hidratos de carbono complejos de absorción lenta, proteínas, minerales, fibras y no contiene gluten. Además, tiene una textura particular muy crujiente.

Semillas
​ Son pequeñas bombas de nutrientes (entre ellos, omega 3, omega 6, fibras, proteínas, y calcio), que aportan una crocancia especial y mucho sabor. Pueden elegirse las de sésamo, girasol, lino o amapola. Se suman a la cocción previamente activadas en agua durante ocho horas o molidas, sin tostar, para evitar que se quemen. Con el calor desprenden sus aceites naturales. Otra opción es incorporarlas en un rebozador, como harina de arroz o avena. También se pueden mezclar con frutos secos procesados (como almendras, nueces, castañas o maní).

Pan rallado integral
 Se obtiene del pan seco. Es posible realizarlo en casa con el pan integral consumido habitualmente. Para conservarlo mejor, conviene guardarlo en un frasco de vidrio. También se consigue en almacenes naturales y dieteticas listo para consumir.

Fariña
​Es la harina obtenida de la mandioca, un tubérculo que luego de secado se muele hasta lograr la textura más fina. Al cocinarse, queda dorado y súper crocante. Un nuevo sabor gluten free.

 

Te puede interesar