Cómo evitar el antojo por lo dulce: 7 claves para conseguirlo

Cuanto más azúcar tomas, más azúcar quieres. Y es que lo dulce crea adicción. Te mostramos cómo puedes salir de este círculo vicioso
evitar-peores-habitos-para-vivir-mas-exceso-azucar__600x900

1. SÉ POSITIVA, ¡TÚ PUEDES!
Después de comer un trozo de pastel tu cuerpo segrega hormonas ligadas a una sensación de bienestar que hace que quieras repetir. Para evitarlo, lo primero que necesitas es tener una actitud positiva. Si piensas que dejar de comerlo va a ser una tortura, no lo conseguirás. Tu convencimiento junto a estos consejos son una buena forma de superarlo.

2. UN DESAYUNO EQUILIBRADO
Empieza el día con un desayuno rico en fibra y proteínas (leche desnatada con copos de avena y una fruta) y, sobre todo, evitar estos 5 alimentos muy “sanos” que deberías evitar en el desayuno. Así no se producirán picos de glucosa que acabarían dándote ganas de comer dulces.

3. COME CADA 3 HORAS
Para que la insulina esté estable y no se disparen los antojos deberías comer cada 3 o 4 horas. Tres comidas principales ricas en fibra, proteínas y grasas sanas (pescado, pollo, huevo con verdura o arroz integral) y dos snacks como fruta fresca, frutos secos, yogur.

4. TU GRAN ALIADO: TÉ VERDE
Además de sus propiedades antioxidantes, se ha visto que beber té verde ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre. Por lo cual, además de prevenir la diabetes, es muy útil para combatir la ansiedad por lo dulce.

5. HAZ TUS PROPIOS DULCES
Puedes preparar tus pasteles favoritos sustituyendo las harinas refinadas y el azúcar por opciones más sanas y menos adictivas. Harina integral de trigo o de avena, en lugar de la harina blanca refinada. Estevia, un edulcorante natural, en lugar del azúcar, ya que no altera los niveles de glucosa. Aceite de oliva, en vez de la mantequilla.

6. QUE NO TE FALTE FIBRA
La fibra es indispensable para que te sientas más saciada y no tengas ataques de hambre. Por eso en tu alimentación no deben faltar la verdura, las legumbres y los cereales integrales (pan, pasta, arroz…).

7. SI EL CUERPO TE PIDE DULCE
Frente a antojos inesperados la fruta es una buena opción, ya que además de un sabor dulce aporta vitaminas, fibra y antioxidantes. Puedes tomarla batida con un yogur o probar la leche de avena con canela o la fruta seca (orejones, etc.).

Te puede interesar