¿Cuáles son las carnes de ave más saludables para el consumo?

Las carnes de ave son una fuente de alimento rica y saludable, tienen un bajo porcentaje de grasa y son fácil de digerir. Descubre cuáles consumir regularmente
Pavo

1. Carne de pollo
Sin duda alguna, esta es la reina de las carnes de ave y una de las opciones más populares y recomendadas por expertos de la nutrición. Estudios han demostrado que la carne de pollo tiene un bajo contenido en grasas y un alto contenido de proteínas de alta calidad.

También aporta minerales esenciales como el zinc, hierro, magnesio, cobalto y vitaminas, B6 y B12. Por todo esto, la carne de pollo protege el sistema nervioso y además ayuda a la reparación de los tejidos.

Otro de sus beneficios es que ayuda a fortalecer sistema inmunitario, por lo es sumamente recomendada para curar la gripe y favorecer la producción de glóbulos rojos.

Aunado a lo anterior, la carne de pollo es bastante económica por lo que es accesible para casi todos los bolsillos o presupuestos. La gran ventaja es que se puede preparar de diferentes formas y no te cansarás de consumirla.

2. Carne de pavo
El pavo es otra de las carnes de ave más saludable que podemos comer. Se destaca por su alto contenido de proteínas y su bajo nivel de grasas, 100 gr de esta carne sólo tienen 158 calorías y una sorprendente cantidad de 34 gr de proteínas.

De igual forma, nos aporta vitaminas B3 y B6, contiene ácido fólico y  previene enfermedades cardiovasculares, fortaleciendo el sistema nervioso e inmunitario. Debido a su alto porcentaje de agua, la carne de pavo ayuda a la hidratación de la piel, evitando el envejecimiento celular.

Para cocinarlo, lo ideal es hacerlo por partes para conservar mejor los sabores y elegir las zonas más magras. Procura incluir la carne de pavo en tu alimentación cotidiana. No lo dejes solo para las festividades de fin de año y aprovecha todos sus nutrientes.

No tendrás que complicarte mucho para incluir pavo en tu dieta. La opción más sencilla es aprovechar su jamón en tus sándwiches. Quizá la carne de pavo no resulte tan económica como la de pollo, pero sus beneficios hacen meritoria la inversión.

Te puede interesar