Conocé el método de tres pasos para bajar el riesgo de contraer cáncer

Comer alimentos saludables, realizar actividades físicas y evitar el alcohol son los pilares de una salud de hierro.
vida_sana_cancer_dieta_29_julio

Llevar un estilo de vida saludable no sólo impacta en nuestro bienestar inmediato, de corto plazo, sino también previene problemas a futuro. Hacerlo podría ayudar a mantener bajo el riesgo de contraer cáncer, según un estudio reciente.

"Tenga en cuenta que cada factor del estilo de vida es importante y que nunca es demasiado tarde para adoptar un estilo de vida saludable", subrayó el coautor del estudio, Bernard Srour, del Instituto Nacional Francés de Investigación de la Salud y Médica.

Comer alimentos saludables, realizar actividades físicas y evitar el alcohol se asocia con un riesgo general más bajo de cáncer, y además con un riesgo más bajo de cáncer de mama y de próstata, encontró el equipo de Srour.

Cómo fue la investigación
Los investigadores analizaron los datos de más de 41.000 adultos en Francia, de 40 años o más de edad, a los que nunca se había diagnosticado un cáncer. Entre mayo de 2009 y enero de 2017, casi 1.500 casos de cáncer fueron diagnosticados en el grupo. El estudio aparece en la edición en línea de la revista Cancer Research.

Pero a los que mejor les fue con respecto al cáncer siguieron más de cerca las directrices dietéticas desarrolladas por World Cancer Research Fund (WCRF) y el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer (American Institute for Cancer Research, AICR), dijeron los investigadores.

Un aumento de 1 punto en la puntuación de la alimentación saludable según las directrices se asoció con una reducción del 12 por ciento en el riesgo general de cáncer, una reducción del 14 por ciento en el riesgo de cáncer de mama y una reducción del 12 por ciento en el riesgo de cáncer de próstata.

Dieta y actividad física
Los autores del estudio concluyeron que la "contribución sinérgica" de una dieta saludable fue más significativa que cualquier recomendación dietética individual en la reducción del riesgo de cáncer. Por ejemplo, los antioxidantes de las frutas y verduras podrían contrarrestar algunos de los riesgos de cáncer que conllevan la carne roja y la carne procesada. De forma similar, al reducir la presión arterial, el ejercicio podría compensar en parte los efectos de los alimentos con mucha sal.

"Esto enfatiza el papel de un estilo de vida saludable general (la nutrición y la actividad física y la evitación del alcohol) en la prevención del cáncer", dijo Srour en un comunicado.

Los investigadores dijeron que la recomendación de WCRF/AICR de evitar el alcohol muy probablemente colaboró con el papel de la dieta en la reducción del cáncer.

"En su último informe, la WCRF declaró que ahora hay evidencias firmes y convincentes de que el consumo de alcohol aumenta los riesgos de cáncer orofaríngeo, de esófago, de hígado, colorrectal y de mama postmenopáusico", dijo la coautora del estudio, Mathilde Touvier, también del Instituto Nacional Francés de Investigación de la Salud y Médica de París.

“Al parecer el alcohol también está asociado con el cáncer de estómago y de mama premenopáusico”, añadió por último Touvier.

Te puede interesar