14 claves fitness para pacientes con enfermedades cardiovasculares

INFORMACIÓN Por
Según los especialistas, la actividad física es una terapia efectiva, accesible y barata para pacientes con afecciones cardíacas. Los consejos para el antes, durante y después de la ejercitación
Fitness_2

¿Qué es lo que ocurre cuando el cuerpo deja de habituarse a la actividad física? El sedentarismo es de efecto rápido. A la semana, el organismo ya comienza perdiendo un 5% del volumen máximo de consumo de oxígeno, con lo cual los músculos tienen menos energía para funcionar.

Entre dos y tres semanas después, la masa muscular empieza a disminuir y aumenta el volumen de las células acumuladoras de grasa, y recae otro 7% el nivel de oxígeno en sangre. De 4 a 7 semanas sin ejercicio, ya se empieza a notar la acumulación de grasa en el abdomen, y la capacidad física se encuentra notablemente disminuida, mientras que el volumen de oxígeno en la sangre baja casi un 20%.

Los beneficios para la salud de mantener en movimiento el cuerpo están más que demostrados. Además de mejorar el estado físico (fuerza, resistencia, flexibilidad, coordinación), una hora diaria aporta a la función cardiovascular, ayuda a mantener un peso adecuado, disminuye el colesterol "malo" o LDL e incrementa el "bueno" (HDL), normaliza los niveles de azúcar en la sangre, ayuda al control de la presión arterial, facilita la absorción de calcio en los huesos y mejora el descanso.

También contribuye a un mejor estado de ánimo y mejora de la autoestima, además de fomentar la reducción del estrés y la posibilidad de relacionarse con otras personas. Sin embargo y a pesar de todo ello, en Argentina no es un hábito muy arraigado en la población: según la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo elaborada por el Ministerio de Salud de la Nación el 55,1% de la gente casi no se ejercita.

La actividad física sirve como prevención, pero también como tratamiento. Es beneficiosa para quienes sufrieron un infarto u otro evento cardiovascular, siempre empleando un programa de ejercicios adecuado a sus posibilidades: "La rehabilitación, el control y el seguimiento médico de esta actividad es parte de la reeducación del paciente para mejorar la calidad de vida", comentó Paula Quiroga(MP 28176/0), presidenta del Comité de Cardiología del Ejercicio de la Federación Argentina de Cardiología (FAC), con motivo de una campaña junto a Diagnóstico Maipú para promover el ejercicio y empezar a modificar las costumbres de las nuevas generaciones.

Al menos dos horas de actividad moderada serán suficientes (Shutterstock)
Al menos dos horas de actividad moderada serán suficientes (Shutterstock)

Al respecto, Sebastián Wolff, director médico del Instituto de medicina del deporte Wolff, sostiene que, entre los pacientes con enfermedad coronaria establecida, "hay evidencia de que el ejercicio atenúa el proceso de la enfermedad y es la piedra angular de rehabilitación cardíaca, y se cree que estos beneficios en parte se deben a los efectos del ejercicio sobre los factores de riesgo convencionales para la aterosclerosis coronaria". En pacientes con insuficiencia cardíaca, agregó, la actividad física regular se asocia con una mejor capacidad funcional y contribuye modestamente a la reducción de la hospitalización y mortalidad.

Wolff asegura que el ejercicio es "la terapia más efectiva, accesible y barata que un médico pueda prescribir". La cantidad de ejercicio requerida para lograr grandes beneficios es relativamente modesta: con apenas dos horas semanales de ejercicio moderado, divididas en tres sesiones de 40 minutos -equivalente a una caminata, un trote suave a un ritmo de entre 6 y 8 km/h o ciclismo a un ritmo de 15 a 20 km/h-, además de los beneficios mencionados más arriba, se logra reducir los eventos cardíacos a edad mediana, el riesgo de osteoporosis, de cáncer de próstata en el varón y de mama en la mujer, retrasa la demencia de la edad adulta en las personas con propensión a padecerla, alarga la expectativa de vida (al menos tres años) y funciona como antidepresivo.

El ejercicio sirve como tratamiento para personas que hayan sufrido alguna afección cardiovascular (Istock)
El ejercicio sirve como tratamiento para personas que hayan sufrido alguna afección cardiovascular (Istock)

La práctica deportiva en las personas adultas requiere una mención aparte: "Una persona de 45 años que practica deportes pero que fuma y tiene sobrepeso por lo general tiene mucho más riesgo cardiovascular que otra que no tiene esos factores de riesgo -explica Quiroga-. Esto es muy habitual en los llamados 'deportistas de fin de semana', que durante la semana son sedentarios y tienen factores de riesgo".

Estas situaciones pueden ser realmente peligrosas porque aumentan el riesgo de padecer infartos: "Todos los deportistas requieren de un entrenamiento, y todo ejercicio que hagamos debe ser progresivo y estar regulado de acuerdo con la intensidad que permita el estado físico de la persona, porque la combinación entre falta de entrenamiento y ejercicio repentino y demasiado vigoroso puede ser fatal".

Desde la FAC compartieron algunos consejos apropiados para el antes, durante y después del ejercicio.

1. Elegir el tipo de ejercicio que más se ajuste a los gustos y características personales.

2. Consultar con el médico antes de empezar si es que se lleva mucho tiempo inactivo.

3. Es preferible comenzar a ejercitarte guiado por un profesional.
Utilizar ropa y calzado adecuado.

4. Comenzar con una entrada en calor.

5. Hidratarse bien bebiendo agua antes, durante y después del ejercicio.

6. Respirar normalmente y evitar la fatiga excesiva.

7. Bajar la intensidad del ejercicio un poco antes de finalizar.

8. No olvidarse de estirar los músculos después del ejercicio.

9. Combinar el ejercicio con una dieta equilibrada para regular tu peso corporal.

10. Dormir al menos 7 horas diarias.

11. Esperar 2 horas después de las comidas principales para iniciar el ejercicio físico.

12. En verano, evitar las horas de más calor.

13. Ante cualquier duda o molestia, consultar inmediatamente al médico.

14. Además de los ejercicios de resistencia aeróbica, conviene agregar otros que provean fuerza, elasticidad y contribuyan a mejorar la postura.

Fuente: Infobae

Te puede interesar