La proteína del esperma podría usarse para tratar la infertilidad

SER PADRES Por Ana COHEN
GWJIRHQX2ZGOVMJW7W5EYDSSVY

Una nueva función significativa de la proteína de esperma de mamífero IZUMO1, que en última instancia puede conducir a diagnósticos y tratamientos más específicos de los problemas de fertilidad humana y promover el desarrollo de formas más sofisticadas de anticoncepción, ha sido descubierta por investigadores del Instituto de Tecnología Technion-Israel de Haifa y dos universidades japonesas.

Descubrieron que la proteína IZUMO1, que fue descubierta en 2005 por Naokazu Inoue de la Universidad Médica de Fukushima y colaboradores, es fundamental para la unión de las células sexuales y también desempeña un papel esencial en la fusión de las células para permitir el intercambio de material genético y, en última instancia, la creación del cigoto, un óvulo fertilizado que resulta de la unión de un óvulo con el espermatozoide.

Investigadores del Technion, en colaboración con otros en las universidades de Nagoya y Tokio, acaban de publicar sus hallazgos en The Journal of Cell Biology bajo el título “Una nueva función para la proteína de adhesión de espermatozoides IZUMO1 en la fusión célula-célula”.

El estudio en ratones fue dirigido por los investigadores de biología de Technion, el Prof. Benjamin Podbilewicz y el becario postdoctoral Dr. Nicolas Brukman, junto con el Prof. Tetsuya Higashiyama y el Dr. Kohdai Nakajima de las universidades japonesas.

Así es cómo se descubrió la proteína
En 2017, el laboratorio de Podbilewicz descubrió la función fusogénica (en la que las proteínas median la fusión de las membranas) de una proteína diferente responsable de la combinación de espermatozoides y óvulos en las plantas.

Durante la fertilización de mamíferos, las membranas plasmáticas de las células sexuales se unen a través de una interacción entre la proteína de esperma IZUMO1 y la del óvulo JUNO. Una vez que esta unión ha tenido lugar, IZUMO1 funciona unilateralmente como un fusógeno para permitir el intercambio y la combinación de los respectivos ADN de los espermatozoides y óvulos en un solo núcleo.

IZUMO1 es la primera proteína de este tipo designada como fusógeno en la reproducción de mamíferos. El presente estudio se realizó en el laboratorio, utilizando espermatozoides y óvulos de ratones y células renales en cultivo.

Curiosamente, las dos funciones de IZUMO1, en la unión y la fusión, operan de manera compartimentada en diferentes regiones de la proteína, de modo que cada función puede aislarse potencialmente para abordar problemas específicos de fertilización relacionados con cualquiera de los reinos, abriendo la puerta a tratamientos y diagnósticos de fertilidad más personalizados.

Fuente: TN

Te puede interesar