Saludynutricion Saludynutricion

Si te dan calabazas, recuerda que son saciantes y que su fibra ayuda a ir al baño

NUTRICIÓN Paloma DANTE
calabazas-unsplash-ktBB--620x349@abc

La calabaza es el vegetal estrella del otoño. Esta comienza a dar sus frutos los meses de verano, continuando hasta septiembre y octubre. Sensible a la temporada más fría del año, es en el mes de octubre el momento perfecto para comenzar a hacer decenas de recetas donde la calabaza es el principal ingrediente: cremas, ensaladas, bizcocho o tartas.

Además se emplea para tratamientos de adelgazamiento y aporta, entre otros, un 71% de carbohidratos, 15% de proteínas, tiene un elevado contenido en agua, aproximadamente un 90%, y funciona como antioxidante.

La pulpa de calabaza y las semillas son ricas en vitamina C y betacaroteno lo que da un impulso al sistema inmunológico mediante una poderosa combinación de nutrientes. El betacaroteno se convierte en vitamina A.

Esto desencadena la creación de glóbulos blancos que combaten las infecciones.

Además es un vegetal con un alto poder saciante y, al ser rico en fibra, ayuda al correcto tránsito intestinal y a controlar la entrada de glucosa en sangre. Uno de sus compuestos, la cucurbitacina y la albímina 2S, ha demostrado que es efectiva (ensayos de laboratorio) contra el crecimiento de células cancerígenas.

Si este fruto anaranjado presenta grietas o roturas, lo recomendable es no consumirlo. Su piel define su estado: la cáscara debe estar lisa y libre de cortes para que esté lista para comer y sea saludable. Si, por el contrario, presenta algún desperfecto (un golpe, color marrón...) quiere decir que es más propensa a infecciones y su uso no tendrá ninguna finalidad.

Te puede interesar

Lo más visto