Cómo eliminar los fritos de la dieta de una vez por todas

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Pilar PARDO
cocinar-fritos-kbjF--620x349@abc

Freír es un método de cocción muy popular porque es bastante simple y produce alimentos crujientes por fuera y pero tiernos por dentro. Los alimentos fritos populares incluyen pescado, patatas, tiras de pollo... aunque lo cierto es que se puede freír casi cualquier cosa y eso hace que muchas personas lo usen casi a diario en su alimentación. Sin embargo, estos alimentos tienden a tener un alto contenido de calorías y grasas trans, por lo que comer muchos de ellos puede tener efectos negativos en su salud.

Para la dietista-nutricionista Ana Colomer, la parte más perjudicial de los fritos es la cantidad de grasa que contienen ya que parte del aceite en el cual son fritos es absorbido por el alimento.

«Esto también hace que la carga calórica aumente y que ya no sea tan saludable», dice.

Además, hay personas que reutilizan mucho el aceite y esto hace que cada vez se formen más compuestos tóxicos y altamente cancerígenos. La calidad del aceite se va perdiendo, y de hecho la dietista-nutricionista Patricia Ortega recomienda que no se reutilice aquel que se ha usado en fritura: «Cada vez que sometemos al aceite a altas temperaturas su estructura se altera y originan la aparición de sustancias que pueden llegar a ser perjudiciales para nuestra salud». Teniendo en cuenta que las frituras, dentro de unos hábitos alimentarios saludables, hay que evitarlas todo lo posible, lo mejor será no reutilizarlo. «Hay que priorizar otras técnicas culinarias como el horno, la plancha, el vapor, etc.», aconseja, por lo que lo ideal sería eliminar los fritos de nuestra alimentación.

Las mejores formas de hacerlo, según la opinión y experiencia de Ana Colomer, sería recurrir al vapor, la plancha, horno... «Hay que utilizar otras técnicas culinarias tipo al vapor, a la plancha, horno o hervidas, que harán que nuestras comidas sean más sanas». El problema de estas técnica es que a muchas personas se les hace insípidas y aburridas las comidas, así que aquí es donde entran en juego las especias y salsas saludables, que harán de nuestras preparaciones un choque de sabores y les darán un toque muy especial. «También podemos probar a cocinar sobre una base de verduritas o hacer al papillote para darle otro sabor a platos como el pescado y la carne», recomienda.

Otro modo de evitar los fritos sería invertir en una Air fryer. «Para mí, el mejor invento. Funciona sin aceite y deja la misma textura y sabor que una freidora tradicional», cuenta Ana Colomer, quien tuesta el pan, hace carne, pizza, verdura, tortillas… «¡Hago de todo! Es muy práctica, saludable y consume menos luz que el horno». Con estas nuevas «maquinarias» podemos conseguir buenas y equilibradas preparaciones.

Recetas de patatas en la Air Fryer
Por ejemplo, pdemos hacer unas patatas fritas sin aceite en menos de diez minutos. La receta favorita de Ana Colomer es la siguiente:

Pela las papas y córtalas en laminas muy finitas de igual tamaño. Lávalas muy muy bien y enjuágalas. Repite este proceso hasta que el agua quede totalmente trasparente.

«A la hora de especiarlas, yo utilizo una cucharada sopera de AOVE, ½ cucharadita de pimentón dulce, ½ cucharadita de ajo en polvo, ½ cucharadita de cebolla en polvo, ½ cucharadita de pimienta negral y 1 cucharadita de sal», señala.

Ahora mézclalo todo bien y ponlo en la Air Fryer a200ºC durante 10 minutos. La experta aconseja moverlas cada dos minutos para que queden crujientes.

En definitiva, tenemos muchas formas de apartar los fritos de nuestra alimentación y de crear nuevos platos con nuevos sabores que a la vez son muy nutritivos y saludables.

Fuente: abc

Te puede interesar