Qué es el mindful eating y cómo llevarlo a cabo

POR UNA VIDA MÁS SALUDABLE Por Olivia BIANCHI
images?q=tbn:ANd9GcTmM3t5pzuZ8W3RJKRX21lsQtkCM1PF5zAJfQ&usqp=CAU

El mindful eating es un método de alimentación en el que puedes enfocar los alimentos que realmente le hacen bien a tu cuerpo. De esta forma, la salud va a mejorar de manera significativa, tendrás más energía, el nivel de concentración y productividad será óptimo, sin dejar de lado el lado físico. Así que vayamos al paso a paso para lograrlo.

Cómo practicar mindful eating
Esta práctica no es una dieta de adelgazamiento, ya que se ajusta al estilo de vida al promover una relación sana con la alimentación, misma que parte en poner atención a la forma en que comemos, considerar los alimentos que ingerimos, cómo lo seleccionamos y cocinamos para que el efecto sea benéfico en el organismo.

Para llevar a cabo una alimentación basada en el mindful eating, es primordial aprender a escuchar al cuerpo, tomar en cuenta las sensaciones y ser intuitivo. De esta forma, entenderemos cuándo es verdad tener hambre y saciedad. En este estilo también se combina la meditación y las ganas de mejorar la salud, lo que ocurre con el mindfulness. Así que sugerimos realizarlo de la siguiente forma.

Paso 1. Cuando tengas la sensación de hambre, cierra los ojos por un segundo mientras piensas qué se te antoja de comer, considerando que sea saludable.

Paso 2. Si salieron múltiples posibilidades, alguna que nunca has probado, esto es una señal de que estás escuchando tu cuerpo, sobre todo que estás concentrándote en lo que necesitas.

Paso 3. Una vez eligiendo los alimentos, piensa como los cocinarás y cuál será la cantidad perfecta para sentirte bien.

Paso 4. Adorna el plato de manera vistosa y que te sientas feliz para comerlo. Recuerda que el mindful eating y las sensaciones son fundamentales.

Paso 5. Antes de comer, bebe un vaso de agua natural. Esto incrementa la concentración y abre los canales sensitivos.

Paso 6. Disfruta los alimentos en un espacio apto. No te distraigas en nada que no sea la comida.

Paso 7. Mastica despacio y siente cada sabor y textura en la boca. Esto ayuda a la digestión y te mantiene saciado de la forma correcta.

Paso 8. No esperes a estar lleno totalmente, por lo que habría que elegir las cantidades correctas.

Con estos pasos podrás cambiar por completo la forma en cómo te alimentas. Además, la relación que tienes con la comida es un factor clave para el desarrollo personal, físico, social, y emocional.

Te puede interesar