Dieta nórdica, la nueva moda para adelgazar

DIETAS Por Rosario CALVO
6WIB6CHJHFBTFH6HFNFV2IB3NE

La dieta nórdica se puso de moda y es muy similar a la dieta mediterránea, altamente recomendada por los nutricionistas para estar sano, adelgazar y reducir el riesgo de ciertas enfermedades.

Pero ¿de qué se trata este plan de alimentación? La dieta nórdica se basa en los alimentos tradicionales disponibles en los países nórdicos, que comprenden: cereales integrales (en particular, el centeno, la cebada y la avena), las frutas (especialmente las bayas), los tubérculos (como la remolacha, la zanahoria y los nabos), los pescados grasos (como el salmón, el atún y la caballa), las legumbres y los lácteos bajos en grasa.

No obstante, incluye algunos alimentos menos frecuentes como algas marinas y quelpos (que son ricos en nutrientes como yodo, ácidos grasos omega-3 y vitamina D), así como musgos, semillas, verduras y hierbas (incluidas las que crecen de forma silvestre). Los arándanos rojos son un elemento central de esta dieta, mientras que los cítricos y las frutas tropicales no están incluidas.

A diferencia de la dieta mediterránea, la dieta nórdica fue desarrollada por un comité de expertos en nutrición y alimentación, junto con chefs, historiadores de la alimentación, ecologistas y otros especialistas.

La motivación para crearla fue mejorar las pautas dietéticas en los países nórdicos de manera sostenible, al tiempo que se buscaba crear una identidad local vinculada a la comida y la cultura.

¿Es más saludable que la mediterránea? La realidad es que aun no hay evidencia científica que lo corrobore. Sin embargo, algunos estudios científicos encontraron que quienes seguían este plan alimenticio solían ser más sanos: tenían un menor riesgo de padecer enfermedades cardíacas y diabetes tipo 2.

Una revisión de varios estudios sobre la dieta nórdica, publicada en el European Journal for Nutrition, encontró que puede reducir algunos factores de riesgo, como el sobrepeso y el colesterol LDL (conocido como colesterol “malo”).

Beneficios de la dieta mediterránea
La dieta mediterránea, basada principalmente en el consumo de muchas frutas, verduras, pastas, arroz y aceite de oliva, no solo es buena para bajar de peso, sino también para mejorar el estilo de vida y asegurar la longevidad.

Investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBEROBN) y del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) de España determinaron que este tipo de dieta ayuda a que las partículas que transportan el llamado colesterol bueno (que impide que se obstruyan las arterias) funcionen de una mejor manera.

Para lograrlo, no se le da prioridad solo a un determinado grupo de alimentos, sino a la manera en cómo se los selecciona, cocina y consume. Dicho en otras palabras, en la composición y en la cantidad de raciones de alimentos que aporta a las comidas principales.

Diferentes estudios indican que, en los países mediterráneos, las personas sufren menos enfermedades cardiovasculares que en los occidentales. Esto sucede por los nutrientes que contienen sus recetas, en las que se destacan los cereales y vegetales como base de los platos, la carne (principalmente blanca) como guarnición y la riqueza de los micronutrientes como verduras y condimentos. Además, del consumo de agua como infusión principal.

Fuente: TN

Te puede interesar