Día del Orgasmo Femenino: sexualidad y derecho al placer

SEXUALIDAD Por Julia VOSCO
EYNBLBKHZZCAHNEUAJIU4CNTZQ

Este 8 de agosto se celebra el Día del Orgasmo Femenino en Latinoamérica y otros países del mundo, con el objeto de generar conciencia sobre la sexualidad femenina y el derecho al placer de las mujeres. El origen está relacionado a un político que quiso elevar el tema a la vida pública y correrlo del ámbito privado y particular.

El Día internacional del Orgasmo Femenino se celebra desde 2007 pero su origen nace en 2006, en Brasil, a partir de un estudio realizado por la Universidad Federal de Piauí que indicaba que el 28% de las mujeres de esa región no llegaban al orgasmo.

A raíz de ello, el concejal de Esperantina, José Arimateia Dantas Lacerda, fue quien promovió la idea desde 2001. En su argumentación consideró que lo concluido en dicho estudio representaba un problema grave de salud pública y decidió impulsar una ordenanza que abogara por el placer de las mujeres. La acción estaba orientada a exteriorizar el deseo y hacerlo realidad.

“La conmemoración fue creada para obligar al poder público a discutir cuestiones de sexualidad, desde la eyaculación precoz a la frigidez, pasando por el sexo y el placer en la adolescencia y en la tercera edad. Desde esta fecha, las discusiones en Esperantina reunieron, en los primeros años, a casi 500 personas en cada conferencia”, aseguró Dantas Lacerda en una entrevista con O Globo.

Qué pasó con el proyecto original del Día del Orgasmo femenino
El Concejo Deliberante de Esperantina sancionó por unanimidad la iniciativa de Dantas, quien integraba el bloque del Partido de los Trabajadores, el mismo de Lula Da Silva. Estableció que “el orgasmo es un factor de alivio del estrés, responsable de la armonía familiar y que muchas mujeres no confiesan que no logran alcanzar el orgasmo y, por lo tanto, el matrimonio termina en separación”.

Sin embargo, la norma 1037/05 fue vetada por el jefe comunal, José Ivaldo Franco, del partido de la Socialdemocracia de Brasil. “No tengo prejuicios contra esto, pero el municipio tiene otras prioridades”, argumentó el mandatario. Y amplió: “Este debate agita a los hombres. Las mujeres no se sienten capaces de hablar. Y esto lleva a la burla. Y no, las mujeres se lo toman en serio”, explicaba entonces.

La adversidad no lo frenó a Dantas, quien insistió en ofrecer charlas sobre sexualidad, en la necesidad de llevar la salud sexual a las políticas públicas. Según su entender, mientras no se resuelva el derecho de la mujer de expresarse, “la gente no está completamente feliz”.

“No hay vida sin orgasmo. Es una fuente de felicidad a coste cero. Con el orgasmo, no hay traición en una relación. Hablar sobre el orgasmo es hablar de felicidad”, decía Dantas, a quien la creencia popular le atribuye el reconocimiento para el orgasmo femenino en el mundo.

La normativa local también fue una forma de correr el tema del ámbito privado y particular para tratarlo como un tema de salud pública. El propósito fue generar la intervención de la política para correr el velo de un tema que llevaba mucho tiempo instalado en la sociedad, pero por entonces todavía escondido detrás de muchos tabúes.

En Australia, Canadá, Estados Unidos, el Reino Unido y Brasil, entre otros, se cambió la fecha de celebración del Día del Orgasmo Femenino y se pasó al 31 de julio. No obstante, la primera vez que se celebró no fue un 8 de agosto ni tampoco estaba dirigido al orgasmo femenino, sino que fue un 9 de mayo y era un Día del Orgasmo en general.

Asimismo, gracias a las redes sociales, la celebración se popularizo y se celebra en todo el mundo; de hecho, la celebración tomó tal dimensión que en países como Noruega se toma como día festivo para que las mujeres lo pasen con sus parejas.

Fuente: TN

Te puede interesar