Ideas de snacks saludables para cuando viajas

POR UNA VIDA MÁS SALUDABLE Por Julia VOSCO
maddi-bazzocco-UhrHTmVBzzE-unsplash-1024x749

Ya sea en coche, tren, avión o barco, viajar es un placer que a todos nos gusta y el verano es el momento perfecto para tomarse ese merecido descanso y aventurarse a conocer nuevos lugares.

Sea más cerca o más lejos, cuando vamos a hacer kilómetros y nos estamos cuidando, también es importante planificar lo que vamos a comer porque aquí es donde pueden aparecer multitud de tentaciones que destrocen todos los esfuerzos que hemos hecho durante el año.


Seguramente te habrá pasado que has tenido que parar en tu viaje para hacer un pequeño descanso, tomar algo o repostar y al entrar en una gasolinera te ha invadido la tentación con todas esas estanterías de snacks, chuches y bebidas azucaradas. Es de lo más normal, nos lo ponen ahí justamente porque saben que lo más seguro es que caigamos en la tentación.

Así que lo mejor es planificar estos snacks y que no sea nuestro estómago (en un momento de hambre y cansancio) el que decida lo que vamos a tomar, sino que sea nuestra cabecita previsora la que se ha adelantado a los acontecimientos.

Por eso hoy te traigo  ideas de snacks saludables para cuando viajas

Tupper con fruta

No puede faltar la fruta. Si hay un snack perfecto para tus viajes es este. Te saciará y de paso te mantendrá bien hidratado. Combina varias frutas, ya que justo ahora en verano tenemos una deliciosa variedad.

Frutos secos

Una estupenda fuente de energía, rica en fibra y grasas saludables. Te ayudará a mantener el hambre a raya y encima a cuidar de tu salud cardiovascular.

Recuerda que la mejor opción será siempre consumir frutos secos al natural o tostados sin sal.

Hummus, guacamole o paté vegetal con crudités

Puedes preparar un paté de verduras o legumbres en casa y llevarlo en un tupper con zanahoria y pepino cortados en forma de bastoncitos.

Además,  puedes encontrar distintas versiones en el supermercado que no están nada mal nutricionalmente hablando, pero lo ideal es que sea casero.

Ten en cuenta de que en este tipo de alimentos existe más riesgo de que proliferen microorganismos patógenos. Mantenlos en frío (puedes llevar una nevera portátil) y si no los has consumido en el viaje mejor no guardarlo.

Chocolate sin azúcar

Si eres amante del chocolate no tienes por qué renunciar a él. Puedes llevarte un buen chocolate sin azúcar, pero lo ideal es que sea con más del 70% de cacao.

Además, el chocolate contiene pequeñas dosis de cafeína que te ayudará a estar alerta.

Recuerda consumir pequeñas porciones (una onza esta bien).

Garbanzos crujientes

Si hervimos unos garbanzos, los condimentamos con especias al gusto y horneamos durante unos minutos junto con un chorrito de aceite de oliva queda un snack muy crujiente, saciante y riquísimo de muy fácil conservación.

Banana bread

Para los más golosos, el banana bread es una opción dulce fácil de transportar.  No tiene azúcares añadidos, todo su dulzor viene de su ingrediente principal, el plátano. Además, gracias a que la avena es uno de sus ingredientes mayoritarios, aporta saciedad para aguantar trayectos largos.

Palomitas de maíz 

Uno de mis favoritos, eso sí, de las de casa de toda la vida. 

Procura evitar las versiones que se hacen al microondas que suelen llevar grasas trans que nada favorecen a tu salud y opta por hacerlas tú con un buen aceite de oliva.

Puedes ponerlas en pequeñas bolsitas y condimentarlas con distintas especias. 

Un snack estupendo, rico y muy práctico.

Dátiles o fruta deshidratada

Uno de los snacks más fáciles de encontrar en el súper y muy recomendable para todos aquellos amantes del dulce.

Además, puedes preparar tus propias bolsitas o tuppers combinando aquellas frutas que más te gusten.

Por su bajo contenido de agua son muy fáciles de conservar sin ningún problema, lo que les convierte en un snack idílico hasta para aquellos trayectos en los que hay riesgo de sufrir cambios de temperatura muy bruscos.

Queso

Un snack muy nutritivo, proteico y rico en calcio que podemos encontrar preparado en el súper para aquellos días que vamos con mucha prisa.

Tan sencillo como trocearlo y conservarlo bien en un tupper hermético hasta su consumo.

Recuerda que cuanto más curado, más grasa y más sal tendrá, así que consúmelo con moderación.

Crackers de semillas

A mí personalmente me encanta, aguantan muy bien y son perfectas para acompañar los patés de verduras y el queso.

Seguramente no las encuentres en el supermercado, pero te daré la receta.

¡Vamos allá!

Ingredientes:

100g  de semillas de lino
50 g de semillas de girasol
50 g  de semillas de sésamo
30 g de semillas de chía
30 g de tomates secos
10 aceitunas sin hueso
2 cucharadas  de aceite de oliva
200 ml de agua
Sal
Especias al gusto
En primer lugar precalentamos el horno a 170 ºC y preparamos una bandeja con papel de horno.

Mientras, en un bol, mezclamos todas las semillas, añadimos el agua, el aceite de oliva, una pizca de sal y las especias que te gusten y removemos bien para mezclar bien las semillas y el resto de ingredientes.

Ahora dejaremos reposar unos 10 minutos para que los mucílagos que contienen las semillas comiencen a hacer su efecto y ponemos en remojo los tomates secos.

Una vez transcurrido el tiempo, ponemos la mezcla en una batidora junto con los tomates secos y las aceitunas. Trituramos durante un par de minutos.

Luego esparcimos la mezcla sobre el papel de horno que habíamos preparado en la bandeja, dejando unos 5 mm de grosor y con un cuchillo, cortamos la masa según la forma que quieras darle a tus crackers. Las llevamos al horno durante 30-35 minutos o hasta que estén dorados.

Espero que te sea de utilidad y que alguno de estos snacks te cuadre para tus viajes. Recuerda conducir con precaución y disfruta de unas buenas vacaciones.

Fuente: abc

Te puede interesar