¿Los alimentos funcionales son realmente efectivos?

POR UNA VIDA MÁS SALUDABLE Por Francesca Fossas
alimentos-funcionales-efectividad_ed7b38c8_1200x1200

¿Qué son los alimentos funcionales? Un alimento funcional es aquel que, de forma natural o procesada, contiene componentes adicionales a los meramente nutritivos que pueden proporcionar beneficios para la salud, o bien reducir el riesgo de padecer enfermedades y favorecer la capacidad física o el estado mental de una persona.

No existe aún una definición universal: un alimento funcional puede ser un alimento natural, un alimento al que se añade o quita un componente, o un alimento al que se modifica la naturaleza o la biodisponibilidad de uno o más de sus componentes... O el resultado de cualquier combinación de estas posibilidades.

Este amplio margen de maniobra ha conducido a que la gama de productos comercializados haya aumentado de manera espectacular y a que en poco menos de tres décadas los alimentos funcionales hayan pasado de los laboratorios del Japón a las estanterías de nuestras tiendas.

Leches con isoflavonas, huevos con ácidos grasos omega-3, margarinas con esteroles, alimentos prebióticos y probióticos son tan sólo algunos ejemplos.

¿SON EFECTIVOS LOS ALIMENTOS FUNCIONALES?
Cómo es lógico, de forma paralela crece también la necesidad de información rigurosa. Sin embargo, la legislación vigente no tiene en cuenta la valoración de los alimentos funcionales antes de su introducción en el mercado.

Por otra parte, el conocimiento de cómo actúan en el organismo los ingredientes bioactivos no está en muchos casos suficientemente consolidado, y además se hace difícil generalizar los resultados obtenidos, pues lo que resulta eficaz para unos puede no serlo para otros.

De la mano de los alimentos funcionales se están abriendo expectativas y posibilidades hasta hoy insospechadas en relación a los potenciales beneficios de la alimentación, y se disponen ya de algunos resultados en esta dirección.

Pero se debe actuar con prudencia y dejar que el trabajo de investigación y el tiempo permitan separar la paja del grano.

¿SON LA CLAVE DE UNA DIETA SALUDABLE?
La salud no depende de unos alimentos en particular sino de una dieta equilibrada y saludable. De lo contrario se pueden sufrir las consecuencias de algún desequilibrio a medio o largo plazo.

Pero si sobre esta premisa existen opciones de mejorar la dieta con alimentos funcionales, es una buena opción.

¿QUÉ SE ACONSEJA AL ENRIQUECER ALIMENTOS?
Para maximizar los beneficios, elegir sustancias de efectos fisiológicos amplios, como antioxidantes y ácidos grasos poliinsaturados, y comprobar que se mantiene su actividad biológica.

Para reducir riesgos, usar sustancias "familiares", añadirlas en las cantidades mínimas efectivas y evitar transformaciones químicas no deseables.

¿QUÉ COMPONENTES SE SUELEN UTILIZAR?
El betaglucano de la avena, que se cree que reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular, las flavonas de los cítricos, que pueden neutralizar los radicales libres, al igual que las catequinas del té y el betacaroteno de las zanahorias y otros vegetales, o las isoflavonas de la soja, que podrían reducir los síntomas de la menopausia.

¿SUS EFECTOS PUEDEN SER CONTRADICTORIOS?
Sí. Por ejemplo, los ácidos grasos poliinsaturados pueden aumentar el estrés oxidativo si no se usan adecuadamente.

Los fitoesteroles reducen la absorción de colesterol pero también de algunas vitaminas.

Y los polifenoles, que parecen actuar como antioxidantes, pueden interferir en la síntesis de algunas hormonas.

¿POR QUÉ LECHE CON FIBRA?
En algunos casos, por ejemplo cuando no resulta posible el consumo necesario de fibra a través de los alimentos que la contienen de forma natural, puede interesar disponer de una fuente alternativa.

Pero sería un error tomar este tipo de leche para compensar una ingesta insuficiente de frutas, hortalizas o legumbres.

¿MENOS MARGARINA O AÑADIRLE ESTEROLES?
La mayoría de autores creen preferible untar menos margarina en el pan antes que enriquecer la margarina con esteroles.

La inclusión de compuestos biológicos interesantes no debería servir de pasaporte para el consumo de un alimento que por su composición de base se puede considerar superfluo.

¿UNA PASTILLA PUEDE SER UN "ALIMENTO FUNCIONAL"?
Para que un alimento pueda considerarse funcional debe tener el aspecto de un alimento y demostrar sus efectos en cantidades que se supone que normalmente pueden ser consumidas en la dieta. Es decir, los alimentos funcionales se comen y forman parte de la dieta.

¿QUÉ SON LOS PREBIÓTICOS?
Los prebióticos son ingredientes alimentarios digeribles beneficiosos: estimulan selectivamente el crecimiento o actividad de bacterias en el colon. Un ejemplo de ellos son los hidratos de carbono de origen lácteo: lactulosa, lactitol y lactosacarosa.

¿CÓMO ACTÚAN LOS PROBIÓTICOS?
Los probióticos son microorganismos vivos, por ejemplo lactobacilos y bifidobacterias, que ingeridos en cantidades suficientes pueden ejercer efectos beneficiosos sobre la digestión y el funcionamiento intestinal, aumentar la biodisponibilidad de algunos nutrientes e intervenir positivamente en el funcionamiento del sistema inmunitario.

¿LOS ALIMENTOS FUNCIONALES PUEDEN RESULTAR NOCIVOS A VECES?
Resulta recomendable que sea un profesional de la nutrición quien haga las indicaciones del consumo de alimentos funcionales, sobre todo de aquellos que han experimentado modificaciones.

Es importante, por ejemplo, que se eviten riesgos de desequilibrio, ya sea por sobreingesta de ciertos componentes o por defecto.

Fuente: cuerpomente

Te puede interesar