Beneficios del café

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Carola LEVI
ficha-cafe-kC0E--620x349@abc

El café, según una de las definiciones de la RAE, «es la bebida que se hace por infusión con la semilla tostada y molida del cafeto». Es uno de los productos más comercializados del mundo y una de las tres bebidas más consumidas (junto con el agua y el té).

Es una de las bebidas sin alcohol más socializadoras en muchos países. Además es altamente estimulante por su contenido en cafeína. Lo que también está claro que el gusto por el café no surge de manera espontánea, ya que tiene un sabor fuerte y amargo.

Origen del café
El cafeto es originario en la zona de Abisinia, que ahora se corresponde con Etiopía. Después sería introducido en Arabia, desde donde se expandió a todo el mundo con el dominio turco de Anatolia.

Estos orígenes han ido cambiando y en la actualidad el cafeto se cultiva principalmente en países tropicales y subtropicales como Brasil, Vietnam y Colombia, países que se han convertido en los principales productores del café.

El café llegó a Europa, alrededor del año 1600, a través de los mercaderes venecianos. Los europeos lo llevaron a América en 1689 y fue en Boston donde se abrió la primera cafetería.

Fundamentalmente, se utilizan para la preparación del café que se bebe dos especies del género Coffea: la arábica y la canephora.

La arábica o café arábigo es la que más se ha cultivado desde la Antigüedad y representa un 75% de la producción mundial de café. Produce un café fino y aromático y necesita un clima fresco. De hecho, se cultiva en tierras altas de montaña (más de 600 metros de altitud y hasta los 2000). Los países con mayor producción de este tipo de café son Brasil, Colombia, Etiopía, Honduras, Perú, Guatemala, México, Nicaragua, China e India.

La canephora o cafeto robusta ofrece una bebida rica en cafeína, más fuerte y amargo que el otro, y se suele utilizar para hacer café soluble y mezclas. Es originario de la República Democrática del Congo y se da en terrenos más llanos que el arábigo. Los diez países que más lo producen son Vietnam, Brasil, Indonesia, Uganda, India, Malasia, Costa de Marfil, Tailandia, Tanzania y Laos.

Beneficios de su consumo
El café es una de las bebidas más consumidas del mundo y por eso ha sido objeto de numerosos estudios. Estos han sacado conclusiones de los beneficios de un consumo moderado de este brebaje.

El café se obtiene al tostar y moler los granos del fruto del cafeto y es bastante estimulante debido a su contenido en cafeína. Pero, además, aporta nutrientes y ayuda a proteger al organismo contra ciertas enfermedades:

- Es rico en antioxidantes. Principalmente contiene polifenoles, que actúan contra los radicales libres y algunos metales pesados que provocan el envejecimiento de los tejidos. Además ayudan a prevenir enfermedades y mantener una buena salud en general.

- Es un importante quemagrasas natural. La cafeína es un acelerador natural del metabolismo. Para que sea más puro y efectivo, se recomienda consumir café en grano natural, sin agregados que aumenten la ingesta de calorías.

- Aporta nutrientes ya que contiene las siguientes vitaminas y minerales: riboflavina (vitamina B2); niacina (vitamina B3), que ayuda a controlar el colesterol y a mantener saludables la piel y los sistemas nerviosos y digestivo; ácido pantoténico (vitamina B5), necesario para metabolizar los alimentos; manganeso, mineral clave para la producción de cartílago; potasio y magnesio.

- Disminuye la probabilidad de contraer enfermedades crónicas como diabetes tipo 2, Alzheimer y Parkinson.

- Activa la mente. Su consumo nos ayuda a estar más despiertos, atentos y concentrados a lo largo del día.

- Reduce la probabilidad de desarrollar ciertos tipos de cáncer como el de hígado o el de colon.

- El consumo de café también es bueno para el corazón, ya que nos protege frente a enfermedades coronarias.

El consumo de café es bueno, siempre que no se haga en exceso. Eso sí, está contraindicado para personas que tienen el colesterol alto o sensibles a la cafeína. Si una mujer está embarazada se recomienda no consumir más de una taza el día, pero no está prohibido tomarlo.

Existen múltiples formas de beber café. Hay quienes lo toman solo; otros con leche (si es poca, un cortado y si es mucha, un manchado); americano (preparado con más agua de la habitual); capuchino (cubierto con espuma de leche o nata); de puchero (se prepara vertiendo agua hirviendo sobre el café molido y se cuela con una manga antes de servirse); descafeinado; irlandés (con nata y whisky); café turco (sin filtro); vienés (con nata); bombón café (con leche condensada).

Fuente: abc

Te puede interesar