Sancionaron la Ley Nacional de cuidados paliativos para pacientes y familiares

SALUD Por Gina NAVARRO
2QXTT52V4VHXLJTKC4A7YUMLOM

La Ley Nacional de Cuidados Paliativos que asegura prestaciones integrales a los pacientes con patologías degenerativas y el acompañamiento a sus familias, sancionada esta madrugada por la Cámara de Diputados, “va a garantizar que más personas transiten las enfermedades más penosas de la mejor manera posible”, aseguraron especialistas

”Cuando nos enfermamos seguimos siendo nosotros, pero nuestras capacidades van cambiando y sufrimos. Muchos de estos sufrimientos pueden y deben ser aliviados”, dijo a Télam la médica Liliana Rodríguez, directora de la Asociación Argentina de Medicina y Cuidados Paliativos (AAMYCP).

Por este motivo, la flamante ley que obtuvo 218 votos afirmativos y uno negativo en Diputados, va a garantizar transitar las enfermedades más penosas de la mejor manera posible al aliviar al máximo que se pueda transitar el sufrimiento, tanto psicológico como físico, social y espiritual, a través de un marco normativo federal para los cuidados paliativos.

Cómo es la nueva ley
La nueva ley desarrolla una estrategia de atención interdisciplinaria centrada en la persona, que atienda las necesidades físicas, psíquicas, sociales y espirituales de los pacientes que padecen enfermedades amenazantes y/o que son limitantes para la vida.

”Esta ley tiene tres ejes fundamentales, uno claramente es lo prestacional, ya que la especialidad es multidisciplinaria e involucra médicos, trabajadores sociales, psicólogos, terapeutas, kinesiólogos y todas las disciplinas del equipo de salud”, detalló Rodríguez.

Así es como contempla el acceso a las terapias, tanto farmacológicas como no farmacológicas disponibles, basadas en la evidencia científica para la atención paliativa. Al respecto, la especialista sostuvo que si bien “nuestro país tiene mucha disponibilidad de medicamentos”, no toda la población “tiene el acceso a ellos”, motivo que no tendría que ver “con tener más o menos dinero, sino que todos tenemos que tener acceso al alivio del sufrimiento de los síntomas”.

Otro punto fundamental de la ley es la promoción de la formación profesional de grado y posgrado, la educación continua y la investigación en cuidados paliativos, para que “en cualquier punto del país en que se encuentren las personas sufrientes puedan ser atendidas y no tengan que trasladarse a las grandes ciudades para el alivio de síntomas”, agregó Rodríguez.

En tanto, Silvina Dulitzky, psicóloga miembro de AAMYCP, destacó en diálogo con Télam la importancia de la ley que implica una “garantía de derechos en la accesibilidad a una asistencia específica y de calidad de cuidados paliativos”, al tiempo que permite “mejorar la accesibilidad a las medicaciones y prestaciones”, que tienen estos cuidados.

Asimismo, la ley garantiza la constitución de equipos interdisciplinarios de profesionales y el apoyo a los equipos que ya están formados, lo que incluye “mejoras en el organigrama dentro de los hospitales y el acceso a las diferentes disciplinas a poder practicar esta actividad de forma más adecuada”, valoró Dulitzky. Para la profesional, si se considera la actual situación de “fragmentación” de los cuidados paliativos en el sistema de salud, la normativa permite una mejora en “la asistencia y la gestión de calidad para ese paciente, sin necesidad de ir cambiando de equipos”.

En cuanto a los aspectos sociales, quien padece enfermedades terminales “deja de ser un excluido social para pasar a ser parte del entramado social, y una sociedad que tiene cuidados paliativos es una sociedad mucho más democrática, justa y equitativa”, añadió.

Fuente: TN

Te puede interesar