Vacaciones sin móvil ni ordenador: ideas para desconectar de verdad y sin excusas

TECNOLOGÍA Por Gabriela Paoli
detox-digital-kP0B--620x349@abc

La tecnología no es la culpable de nuestros males, sino la actitud que tenemos frente a ella. No es el qué, sino más bien, el cómo. ¿Cómo usamos la tecnología? Es importante pensar que nuestras vacaciones deben ofrecernos momentos de calma, de relax, de conectar con nosotros mismos, con la gente, con la naturaleza, etc. Apagar el ruido mental que provoca la entrada de mensajería instantánea, mails, notificaciones, es fundamental. La ausencia de inputs permite escuchar nuestra voz interior. El silencio conlleva introspección, el silencio es salud.

La falta de desconexión digital no es un asunto baladí. Puede acarrear fatiga, agotamiento, dolores de cabeza, contracturas, problemas de visión, ansiedad, tristeza, aislamiento, etc. Es decir, si no podemos desconectar, podríamos enfermar seriamente.

Por eso es importante ejercer un control activo en la relación con nuestros dispositivos, sean para lo que sean (laboral, entretenimiento, información, relaciones…).

Además, hay que evitar con toda nuestra fuerzas que internet sea un agujero negro por donde perdamos nuestro tiempo y salud.

La planificación es fundamental. Y por supuesto, cumplirla. De ahí la importancia del autocontrol para dirigir y liderar nuestras vidas. Es necesario aprender a gestionar efectivamente nuestro tiempo, a priorizar nuestro descanso y a buscar nuestro bienestar.

Para lograrlo existen una serie de medidas y estrategias que podemos poner en marcha antes de irnos de vacaciones y bajar definitivamente las persianas. Por un lado, están las meramente tecnológicas y restrictivas y, por otro, las personales y activas.

Medidas tecnológicas y restrictivas
1. Dejar al máximo cerrados los trabajos o tareas.

2. Delegar en tus compañeros que quedan trabajando.

3. Informar a todo el mundo del periodo de vacaciones - fechas inclusive- .

4. Anticiparse. Avisar de que no se estará disponible.

5. Pasa al modo off: quitar notificaciones, mails, …poner una respuesta automática o desviar las llamadas.

6. Activar mensaje automático explicando que no estas disponible y/o con otro móvil de contacto.

7. Entrena el autocontrol y la autodisciplina. Asume completamente las responsabilidad sobre tu tiempo y evita que otros decidan por ti.

8. Tira de tu fortaleza mental: escribe una frase y repítela cada vez que tengas el impulso de abrir o comprobar tu email o whatsApp. Por ejemplo: «Genio descansando», «Me merezco unos días de relax», «Ahora me toca a mí».

Sin duda estas estrategias tecnológicas son necesarias pero no suficientes, para blindarte en tus días de descanso.

Recuerda que cada microesto termina por configurar un patrón de comportamiento y éste, por determinar un estilo de vida.

Cambia de hábitos o incorpora nuevos que te hagan sentir más consciente y saludable. Tú eres el resultado de tus decisiones diarias. Aprender a autoregularse y autocontrolarse es sin duda la victoria sobre uno mismo. Significa aprendizaje gradual, es la búsqueda de la autonomía y libertad emocional.

Medidas personales y activas
A nivel personal, intenta poner en marcha los siguientes consejos, y tu salud mental te lo agradecerá.

1. Slow life, bajar el ritmo: si puedes no pongas despertador, busca vivir sin saber exactamente qué hora, vive el momento, el presente.

2. Parar para reparar: reflexiona sobre tus objetivos, avances, reafirma tus logros, y evalúa tus mejoras.

3. Aprovecha el tiempo para contemplar y disfrutar de las cosas más sencillas: caminar, una puesta de sol, un amanecer, leer, cocinar sin prisas…

4. Si te apetece, pon orden y limpieza en tu vida y en tus cosas: tu casa, tu armario, la cocina, tu escritorio, tu coche…

5. Mantente activo, haz actividades en función de tu energía. Cada día será una oportunidad.

6. Busca sociabilizar, si te apetece: queda con los amigos, con la familia…

Y recuerda que una buena salud digital puede crearse y mantenerse mediante la inclusión de hábitos de autocuidado como son la alimentación equilibrada y sana, el ejercicio, el cuidado de nuestro descanso, la gestión del estrés, y por supuesto, la gestión del uso saludable de nuestros dispositivos.

Ejerce el derecho a la desconexión digital, y vive conforme a tus valores y prioridades. En definitiva, quédate con este mensaje: «En vacaciones, menos hacer y más ser».

Fuente: abc

Te puede interesar