Este es el mineral que más ayuda a desinflamar el cuerpo

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Julia VOSCO
desinflamar-cuerpo-krsG--620x349@abc

El pequeño superhéroe de nuestra infancia Super Ratón recomendaba a los niños, con muy buen criterio, tomar vitaminas y minerales. Porque, presentes sobre todo en los vegetales, son fundamentales para que los órganos y células pueden desempeñar su función, ya sea filtrar, nutrir, repartir nutrientes, pensar, ¡o perder peso!

Sí, precisamente los traigo a colación ahora porque en estos días, ya de verano, una de las principales preocupaciones de muchos de vosotros es la forma física: sentirnos más ligeros y delgados. No quisiera hablar de dietas, ni mucho menos. -de hecho, creo que la mayoría de las que están orientadas sencillamente a perder peso no son efectivas-, pero sí de una forma de alimentarnos más adecuada que nos ayude a deshincharnos y que, por tanto, nos haga sentirnos bien con nuestro cuerpo (y a que él se sienta bien con nosotros y nos permita hacer todo lo que queremos, ya sea correr unos kilómetros, jugar en el campo con nuestros hijos o estudiar unas oposiciones).

Y si de minerales hablamos, centrémonos en esta ocasión en el magnesio, el octavo elemento más abundante de la tierra y el quinto en el organismo humano. Puede que ya conozcamos su importancia clave para el funcionamiento del sistema nervioso, así como del cardiovascular y el digestivo. Todo ello, necesario para una buena forma física general, se suma además a sus recientemente descubiertas propiedades antiinflamatorias, lo que resulta una mejor función de los órganos y, por tanto, nos ayudará como decíamos, a mantener nuestro cuerpo en la mejor forma posible.

Recuerda además que uno de los superpoderes del magnesio es el de captar la energía solar y potenciarla, formando compuestos químicos que nuestros órganos son después capaces de sintetizar. Al mismo tiempo, permite liberar el oxígeno necesario para las funciones respiratorias con lo que el deporte que realicemos será más ‘rentable’ en cuanto a quema de calorías.

Y más que eso, el magnesio es tan importante que si no mantenemos un nivel adecuado, nuestra salud comenzará a fallar rápidamente.

Alimentos con magnesio
Existe gran número de alimentos que contienen una buena cantidad de magnesio, sobre todo si hablamos de frutos secos, frutas y verduras. También nos lo podemos encontrar en los lácteos, carnes y pescados -en realidad, al ser un componente esencial de las células, tanto animales como vegetales, está presente en casi todo lo que comemos-. Por lo tanto, en teoría, no deberían hacernos falta suplementos aunque la realidad es que muchas personas presentan déficit de magnesio por dietas ricas (o más bien tendríamos que decir que son dietas pobres) en ultraprocesados y precocinados. Si es tu caso, veamos cómo podemos incorporarlos a nuestra dieta de verano y estar más sanos y ligeros:

Quinoa y avena: Además de aportar dosis altas de magnesio, estos dos cereales son ricos en vitamina B6, que potencia sus propiedades, por eso es importante usarlas como sustituto del trigo y sus derivados, el maíz o el arroz en cualquier circunstancia en que usarías aquéllos: pan, bizcochos, espesante, pasta…

Palta: Los aguacates son una excelente fuente de magnesio. Un aguacate contiene 58,3 mg de magnesio, que representa el 15% del valor diario de magnesio. Se trata de un fruto tan versátil que puedes usar desde el desayuno (sobre una tostada de avena) hasta la cena, en ensalada o como paté para dippear.

Caballa: Rica y ligera, la caballa es además uno de los mejores peces para la salud. Solo una porción de 4 oz (112 g) de caballa contiene 85,1 mg de magnesio, aproximadamente el 21% del valor diario recomendado.

Almendras y otros frutos secos: Los frutos secos en general son una magnífica fuente de minerales. En concreto las almendras y las nueces de Brasil son especialmente ricas en magnesio. Puedes preparar crackers caseros para desayunar o como snack o espolvorear algunos frutos secos sobre ensaladas y sopas frías de vegetales o yogures.

Cacao: El chocolate negro está lleno de grasas saludables y minerales esenciales. Sólo 1 onza de cacao proporciona 91,6 mg de magnesio, lo que equivale al 23% del valor diario recomendado. Pon un poco, en polvo, en tus batidos para añadir sus beneficios.

Y no olvides además que para estar bien (y en nuestro peso), también hay mucho que podemos hacer que no está directamente relacionado con la comida. Por supuesto el deporte, pero también tomar el sol (sí, hacerlo con moderación y protección ayuda a quemar grasa subcutánea) y dormir bien (lo contrario produce alteraciones hormonales que ralentizan la quema de calorías y, además, ‘a hambre’. ¡Mineralízate y disfruta de estar mejor!

Fuente: abc

Te puede interesar